Con todos los aumentos y las nuevas prestaciones que Walmart, el mayor empleador privado de Estados Unidos, acaba de dar a su millón de empleados (¡Un millón de empleados!) y con la afirmación de que todo esto es posible solo gracias a la reforma taxativa de Trump, Walmart le acaba de entregar la reelección a Trump, si este logra mantenerse en silencio y dejar de tuitear de aquí a las próximas elecciones  (todo tiene un sin embargo, ¿Verdad?)

Pero que bueno sería si por las condiciones del momento arreglan el problema de TODOS los migrantes de ayer, hoy y mañana, la economía americana y las relaciones con Canadá y México, ¿Verdad?

(Bueno, soñar no cuesta nada y a veces los sueños se hacen realidad, veremos…)