Preocupado por las próximas elecciones americanas que no pintan bien para él, Trump dedicó buena parte de su discurso ante la ONU para atacar a Sanders a quien obviamente no mencionó por nombre, pero definió acusando a Maduro de “socialista” termino que ni Maduro se atrevería a usar ya para autodefinirse.

Claro Trump lo hace con la intención de asustar al público norteamericano para que crean que si votan por Sanders y sus candidatos demócrata-socialistas terminarán como Venzuela, bananeros, pobres, podridos, muertitos de hambre mientras los chavistas y soldaduchos esconden sus millones en Miami y Madrid.

Para los americanos – no muy sofisticados en su educación política- el término socialistas ya venía contaminado por los comunistas que lo usaron para ocultar sus propios crímenes.

La pregunta es si los votantes americanos votarán contra el “socialismo” que no es socialismo o contra las tarifas arancelarias de Trump en su guerra “divertida y fácil de ganar” que lanzó contra China.

Miedo o cartera, los dos elementos a seleccionar para las elecciones de noviembre.