El antiguo edificio de la extinta Escuela Secundaria Álvaro Obregón, construido en 1930 y conocido desde 1977 como la Casa de la Cultura de Tijuana se sostiene en pie como uno de los símbolos más bellos de la ciudad.

Entre sus múltiples funciones, el icónico recinto sirve como sede para diversos profesionales del arte, uno de ellos es la compañía de Danza Lux Boreal quien se desenvuelve como colectivo residente desde el año 2003.

En este tenor, y dentro de la importante alianza entre el Instituto Municipal de Arte y Cultura con la representativa figura de la danza, es que este mes de julio se contó con diversas presentaciones especiales con motivo de la celebración del 88 aniversario.

Creaciones coreográficas de los últimos años fueron seleccionadas con mucho cariño para enriquecer un programa diverso de actividades.

Un momento muy especial se vivió en el acto oficial con la presentación de la obra “Shift” bajo la dirección del bailarín y coreógrafo Matthew Armstrong, compartiendo escenario con otros artistas y agrupaciones residentes del recinto que hoy en día alberga a la Casa de la Cultura de Tijuana.

La noche de gala se vivió con un público entregado, una sala llena el día sábado 21 de julio con el espectáculo “LAK”; puesta en escena estrenada en el 2017 bajo la dirección del maestro Henry Torres, con la participación de miembros del colectivo de danza Lux Boreal y alumnos y exalumnos del Centro de Danza y Producción Escénica de Baja California de distintas generaciones, el público ovacionó la obra ante la conmoción de la nostalgia, lágrimas y esperanza a través de un replanteamiento del clásico del Lago de los Cisnes.

Un momento que quedará plasmado en las paredes de este antiguo edificio y en la memoria de los asistentes fue la fusión de música electrónica, música acústica y danza, en una aventura de esfuerzos conjugados a cargo de Ramón Amezcua “Bostich”, el contrabajista Andrés Martin y Lux Boreal con un interesante diseño de arte visual multimediático. El público atónito permaneció por casi una hora en la zona de calderas donde tuberías, tanques y maquinaria antigua sirvieron de escenario para esta noche inolvidable.

Con estas actividades Lux Boreal se suma a la nutrida agenda de celebración de este ícono de nuestra ciudad, de esta Casa que alberga a tantos artistas y que promueve las artes escénicas en todas sus expresiones en la frontera más visitada del mundo.

Todas las actividades de Lux Boreal son apoyadas por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. Mayor información sobre este y otros eventos de la compañía de danza Lux Boreal en luxboreal.org.