El proyecto de la Garita Otay II en Tijuana, Baja california, estimado en más de 750 millones de dólares estaría lista en 2022, dijo este lunes Carlos López, director de ordenamiento territorial del gobierno estatal.

Esta garita ha sido un anhelo de la iniciativa privada y los residentes fronterizos desde hace ya muchos años, con todo y que sería un acceso de cuota, misma que garantizaría un cruce rápido no mayor a 20 minutos.

Es cuestión de tiempo para que inicien los trabajos para la construcción de la garita. Se cuenta con al menos 800 millones de pesos (mdp) para la compra de la tierra y la vialidad, del lado mexicano, según dio a conocer López.

Cada año cruzan 106 millones de personas por los puertos de entrada de San Ysidro/El Chaparral, Otay Mesa, Puente CBX y Tecate; además de 46 millones de automóviles, 2 millones de camiones de carga, que en conjunto genera un valor en bienes superior a los 44 mil millones de dólares anuales, de acuerdo con datos de Smart Border Coalition.

Del lado mexicano deben invertirse cerca de 200 millones de dólares para contar ya con el tercer puerto de conexión entre Tijuana y California, cuya primera etapa sería solo para vehículos de carga y en sus otras dos fases peatones y vehículos ligeros.

Sin embargo son varios los obstáculos que aún hay que sortear. En Estados Unidos ya se tiene la compra de tierra, pero en México son 60 propietarios.

«Ya hay un avalúo de ellos, se va a actualizar. Tenemos 800 millones de pesos para ejercerlos y comprar las 31.4 hectáreas, más el acceso vial, se tienen pláticas para que la aduana sea compartida (SAT-CBP)», expuso López.

Según el funcionario estatal, Otay II cuenta con la aprobación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.