Se pide a todas las personas no hacer caso de rumores y atender solo los comunicados en las páginas oficiales.

Es muy importante comprobar la información que se recibe, ya que hay personas malintencionadas que elaboran imágenes o documentos que parecen verdaderos proporcionando información falsa.