La divulgación científica es interesante, pero si se hace entre amigos y con un vaso de cerveza más! Fue así como nació “Alcoholes Académicos”, con el fin de hacer que la gente pudiera platicar sobre ciencia, sin necesidad de acudir a una institución educativa o ser partícipe de actos protocolarios.

“Surgió en un bar, estábamos platicando varios amigos científicos sobre ciencia en un bar y llegamos a la conclusión de que siempre la información fluye mejor cuando alguien está en confianza, a gusto, y tenemos una cerveza”,comentó Diego Luis Delgado Álvarez, co fundador de Alcoholes Académicos.

Entonces se les ocurrió llevar pláticas de ciencia a cervecerías, en donde la gente pudiera preguntar sin miedo ni prejuicios sobre las dudas que le surgieran, y ponerlas en contacto directo con científicos.

Entre Diego y sus amigos consiguieron equipo básico: una bocina y un micrófono, un proyector y una pantalla, y sólo faltaba el bar; al platicarle el proyecto al dueño de la cervecería Wendtland no dudo en abrirle un espacio, y el proyecto estuvo en marcha.

“Tenemos la idea de que la ciencia se queda atorada en las cúpulas científicas, como lo que dijo el Dr. Bartnicki (Dr. Salomón Bartnicki García) hace falta que la información científica fluya, que el conocimiento llegue a todos mundo, que le llegue al albañil, que le llegue al científico, al político, a todos; incluso entre científicos, a veces es complicado hablar, como entre un físico y un biólogo, porque tenemos temas diferentes y palabras diferentes”, dijo.

En esta edición se manejaron diversos temas como “El desarrollo de la Ciencia en México después de la Revolución”, por parte del Dr. Salomón Bartnicki-García del Cicese; “Picando piedra por la Ciencia en México”, de Miguel Ángel Fuentes Magaña de Boston University; “Degustando Cerveza”, de Gustavo Dospuntocero, de Cerveza 2.0; y “Química Musical” de Benjamín Sánchez Lengeling, de Harvard.

“Alcoholes Académicos” comenzó en febrero de 2016, la invitación se hizo a pocas personas a través de las redes sociales de Diego Delgado, quien esperaba a un máximo de 20 personas, la primera vez y llegaron alrededor de 60, más la gente que llegó al bar y al ver lo que estaba pasando, se quedó.

“La gente se pregunta cosas todo el tiempo, y sienten que los científicos están muy lejos, es como una forma de acercar la ciencia a la sociedad”, mencionó Diego.

Cada mes cambian de cervecería, todas ellas artesanales, ya que también se pretende promover a los pequeños negocios y promover el producto local; hasta el momento han participado Wendtland, Agua Mala, Baja Brews, y se espera que otras cervecerías quieran participar.

La próxima edición será el 27 de agosto y el tema será la música, y que el término “académico” no sólo se refiere a ciencia, sino a todo lo que implique academia o estudio, por eso en esta ocasión será sobre el arte.

Este proyecto es nuevo en Ensenada, sin embargo ya se ha realizado en varias partes de la República, como San Luis Potosí, donde lleva 10 años aproximadamente; o en San Francisco, California, sin embargo el interés que ha despertado “Alcoholes Académicos” en la comunidad científica, empresarios cerveceros y sociedad en general es un nuevo acercamiento entre la gente y el conocimiento.

De Scire BC/Angela TorresLOzano