Cada día, los mexicanos tienen que destinar más dinero a su alimentación, donde la comida fuera de casa, comprar carne y cereal representan algunos de los gastos más fuertes; en cambio, ahora gastan menos en educación, vestido y calzado, reveló encuesta del INEGI.

Durante la mañana de este miércoles 26 de julio, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2022, ahí se atestigua que el 37.7% del gasto corriente se concentra en alimentos, bebidas y tabaco; mientras que en 2016 se destinaba un porcentaje menor.

Después de la alimentación, está el concepto de transporte y comunicaciones, con el 19.3 por ciento; en tercer lugar se encuentra lo destinado a educación y esparcimiento, con el 9.8%; con el 9.5% está el concepto de vivienda y servicios, que ocupa el cuarto lugar del gasto familiar; el quinto puesto le pertenece a Cuidados personales con el 6.1%; seguido de limpieza y cuidados de la casa con el 6.1%; vestido y calzado, 3.8%; salud, 3.4%; y transferencia de gasto, el último puesto, con el 2.8 por ciento.

Para entender esto en pesos y centavos, el INEGI señaló que el gasto corriente promedio por trimestre de los hogares es de 39 mil 965 pesos, de los cuales, 15 mil 59 se dedican a alimentos, bebidas y tabaco, 7 mil 714 a transporte y 3 mil 921 a educación.

Como la mayor parte del egreso va dirigido a la satisfacción de la alimentación, la ENIGH especifica los gastos tanto dentro como fuera del hogar y éstos son comparados con con los años anteriores que se realizó la encuesta (2016, 2018, 2020 y 2022).

Resultados de la la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2022 proporcionados por el INEGI (INEGI)

Dentro de la vivienda se gasta más en carne y cereales, con 2 mil 801 y 2 mil 79 pesos por trimestre, respectivamente. Pero se gasta aún más en la comida de la calle, pues en el rubro de alimentos y bebidas consumidas fuera del hogar, el gasto llegó a 2 mil 957 pesos por trimestre.

Si se comparan estos tres egresos alimentarios, se puede notar un ligero incremento del gasto en carne y cereales; sin embargo, se presentó una reducción en lo que se consume fuera del hogar, que si bien, en 2020, por la pandemia de Covid-19, fue más agudo, en 2022 no se llegaron a los números de 2016 ni 2018.

Resultados de la la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2022 proporcionados por el INEGI (INEGI)

En 2016 se gastaban 2 mil 956 en comida fuera del hogar, para 2018 se elevó a 3 mil 146, en 2020 se redujo a mil 733 y, finalmente, para 2022 llegó a 2 mil 975. En cuanto a carne se refiere, pasó de 2 mil 432 en 2016 a 2 mil 431 en 2018, 2 mil 557 en 2020 y 2 mil 801 en 202. Finalmente, los cereales pasaron de mil 869 en 2016 a mil 880 en 2018, mil 882 en 2020 y 2 mil 79 en 2022.

Si se observa a grandes rasgos la distribución del egreso familiar 2022 con el de 2016, se puede apreciar que las familias gastaron más en comida en 2022 que en 2016, pues pasó del 35.1% al 37.7%; en cambio, ahora destinan menos a educación y vestido.

En 2016 se destinaba el 12.4% del egreso familiar a educación, para 2022 bajó al 9.2%; en 2016 se gastaba el gastaba el 4.6% en vestido y calzado, pero en 2022 se redujo al 3.8% de acuerdo con la Encuesta del INEGI.