De acuerdo a datos emitidos por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales en Baja California (Semarnat), en Tijuana se usan alrededor de 10 millones 200 mil bolsas de plástico a la semana; en promedio cada ciudadano usa 6.21 bolsas de plástico por día, ya que el último censo de población indica que hay un millón 641 mil 570 personas en el municipio.

¿Pero sabes qué es lo que pasa con esas bolsas de plástico una vez que terminas de usarlas? Si se tiene suerte y llegan limpias a un centro de acopio, pueden ser aptas para su reciclaje, pero la gran mayoría no llega a así, y sale más costoso su tratamiento, así que se vuelven parte de la basura común, y eventualmente llegan al mar, informó el biólogo Arturo Ángeles Castro, director de la asociación civil ambiental Naturalus.

El plástico no se destruye, se degrada pero no desaparece y al llegar al mar ya minimizado se confunde fácil con el plancton, el primer eslabón en la cadena alimenticia consumido por ballenas, tiburón ballenas, crustáceos y peces en estado larvario.

Como una posible solución, la asociación civil Naturalus, junto con Calimax y Vesta lanzarán al mercado por segundo año consecutivo las bolsas autosustentables, con diseños relacionados con el medio ambiente.

Cada bolsa puede suportar hasta 60 kilos de peso, se pueden lavar en lavadora o a mano, y las imágenes fueron creadas por alumnos de Diseño de distintas universidades de Tijuana, con el fin de promover la concienciación sobre el uso del plástico.

En el 2105 se vendieron alrededor de 700 bolsas; y a partir del viernes 30 de septiembre saldrán a la venta mil 300 más en los mercados Calimax, el dinero sera usado para la impresión de más bolsas y campañas de difusión, aclaró Ángeles Castro, ya que ni ellos ni los colaboradores se quedan con dinero.

“El objetivo es hacer conciencia sobre los efectos del plástico, dar información y educación ambiental, para que haya verdaderos cambios”, mencionó, además de que las bolsas representan una opción sustentable para cargar el mandado.