Peter Diamandis, fundador y presidente ejecutivo de la Fundación XPRIZE, explicó algunos temas que cambiarán a la humanidad antes de 2023, entre los que destacan la conexión de todo el mundo a internet y los vehículos autónomos.

Durante la conferencia ‘Una mirada al futuro’ organizada por Sura, el cofundador y Presidente de Singularity University, una institución en Silicon Valley que asesora a los líderes mundiales en tecnologías de crecimiento exponencial, detalló este martes cuáles son los planes que comenzarán a cambiar al mundo.

El primero de ellos es acerca de los vehículos autónomos, los cuales son impulsados por empresas como Google y Uber.

“En 1904, en las calles de Nueva York existían sólo dos coches y los demás eran carrozas con caballos. Para 1917, el 100 por ciento eran automóviles. El próximo año veremos que los coches autónomos entrarán a las calles y para 2023 serán la forma predominante de transporte”, afirmó Diamandis.

Acerca de los costos de los vehículos, explicó que sería entre cinco y diez veces más barato que un automóvil actual.

“El costo será entre cinco y 10 veces más barato tanto en México como en Estados Unidos. Cuando algo es entre cinco y 10 veces más barato, la gente se cambia”, dijo.

En este segmento de transporte, una tendencia más es la de conectar los principales centros urbanos en minutos a través de Hyperloops, tubos donde la gente podrá trasladarse de un sitio a otro sin utilizar aviones, trenes o autos.

“El reto que tenemos hoy es que todo lo vemos de manera lineal pero en verdad estamos cambiando a ritmos exponenciales”, explicó el experto.

Acerca de la conexión global a internet, donde se estima que dentro de seis años toda la humanidad tenga acceso a esta red, dijo que varias compañías ya trabajan en ello.

Elon Musk (fundador de Tesla), Google y Alphabet, están gastando miles de millones de dólares en conectar el mundo a internet través de diferentes tecnologías, entre ellas, drones. En los próximos años, 4.2 miles de millones de personas que nunca han tenido internet van a estar conectadas”, explicó.

En el Tercer Summit de Sura, Diamandis también reveló que una de las inquietudes más grandes de la tecnología es la exploración del es el espacio, por lo que ya se invierte en las primeras “gasolineras espaciales” para que los cohetes puedan obtener suministros.

“Esto lo haremos porque vamos a buscar el primer meteorito como empresa privada. La cantidad de combustible que podemos encontrar en estos objetos podría reducir el costo de combustible aeroespacial hasta en 10 veces”, indicó.