Si Trump gana y los republicanos ganan tendremos un mayor nivel de violencia contra los indocumentados y no habrá más estímulos a los negocios afectados por la pandemia.

Dice Steve Miller que si Trump gana perseguirán indocumentados por todo el país, atacarán el concepto de ciudades «santuario», limitarán aun más las visas de trabajo, limitarán, la posibilidad de recibir asilo en este país, se confirmarán la salida de Estados Unidos del tratado de Paris, la Organización Mundial de la Salud y la UNESCO y de esta manera aislarán más a los Estados Unidos del mundo circundante, se abrirán más tierras federales a la explotación comercial y se reforzará la «republicación» de las cortes lo cual se traducirá en situaciones como las siguientes:

No se eliminarán «las jaulas» en las que tienen encerrados a los niños que fueron separados de sus padres, se presionará más para remover la libertad de escoger cuando y como tener familia, se cimentará la sensación de seguridad de las pandillas neonazis y los grupos supremacistas blancos) han estado más armados y más activos que nunca (desde la segunda guerra mundial)

Además, como el efecto de la pandemia ha sido especialmente notorio en estados «demócratas» Trump tendrá oportunidad de volver a ‘castigarlos’ limitando el tamaño y el momento de la emisión de incentivos tanto fiscales como financieros lo que generara más pobreza entre negros y morenos que han sido los más afectados hasta el momento y que explican la insistencia de Trump, no solo de negar la pandemia sino también sus efectos negativos.

¡Ah eso sí!, se prohibirá el aborto (lo cual realmente solo afecta a los pobres porque los ricos podrán seguirlo obteniendo al poder pagar por el procedimiento), lo que permitirá traer más niños a un mundo en el que crecerán para ser cazados por la policía que reforzará su entrenamiento militar y sus actitudes racistas.

En resumen, un bello mundo para los blancos privilegiados que desde la minoría impondrán su interés económico de corto plazo (ganar hoy a cualquier costo), y un nuevo nivel de stress político a un sistema democrático que empieza a mostrar señales de daños estructurales que cada día que pasa serán más difíciles de corregir.

¿Y si Trump pierde?

Si Trump pierde escandalosamente – o sea que no puede ni cuestionar los resultados, aunque lo hará de cualquier manera- habrá una recalibración del sistema. La ecología, el planeta, las alianzas con otras democracias y el sistema de salud del país se robustecerán o por lo menos dejarán de caer.

Pero, si Trump pierde por poquito tendremos un país en absoluto desorden por lo menos por dos meses durante los cuales Turquía, Rusia y en general todos los que tienen algo que dirimir con sus vecinos podrán hacerlo sin temor a que nadie se entrometa.

¿Y entonces quien o que podrá salvarnos?

Según yo lo ideal sería una victoria presidencial de Trump con una derrota dramática en las elecciones del Congreso, los Estados y las locales quitándole a Trump el apoyo de los republicanos. Con esto se evitaría el conflicto que Trump generara si pierde la elección, los conflictos que se generaran con todos los procesos legales contra Trump que están detenidos en las cortes y la reacción de los supremacistas que ‘convencidos’ de que les ‘robaron’ las elecciones saldrán a las calles armados y resentidos.

Claro que si algo de todo esto termina ante la Suprema Corte todo se volverá a perder porque la mayoría de los jueces le deben su «chamba» a Trump y todos pagarán su deuda, aunque sea a costo de la credibilidad de la corte.

Pero, si Trump pierde y los republicanos pierden y claro, si los demócratas se ponen las pilas -lo que nunca han sido muy eficientes haciendo porque no son un grupo monolítico como los republicanos- la república se reforzará, todos los huecos usados por Trump para debilitarla serán reforzados y protegidos contra un futuro Trump.

En resumen, para quienes tienen intereses inmediatos -sobre todo de tipo financiero o ideológico- una victoria de Trump será lo deseado y para quienes tienen una visión a más largo plazo solo una derrota masiva republicana será lo esperado.

Trump adviser Stephen Miller reveals aggressive second-term immigration agenda

No hay comentarios

Agregar comentario

Artículo anteriorHistoria de dos países (ficticios)
Siguiente artículoPodcast: ¿Investidura presidencial o chaleco antibalas?
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, trae a la mesa las habilidades necesarias para lanzar World Media Networks y su primera red, Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia.