Hoy en día, afortunadamente vemos un mayor apoyo del sector público para adoptar importantes medidas para evitar un desastre climático. Siendo que gobiernos, y empresas de todo el mundo están estableciendo objetivos ambiciosos para reducir las emisiones. Lo que requerimos ahora es un plan integral que convierta toda esta tracción en pasos prácticos para lograr grandes objetivos.

En América Latina empezamos a ver avances y compromisos; a principios de este mes en Bridgetown, Barbados, los Secretarios de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe firmaron la Declaración de Bridgetown, en la que pactaron que los temas ambientales se ubiquen en el foco central de los planes y estrategias de recuperación del COVID-19 de los países participantes, con reactivación económica fundada en la inclusión social, economías bajas en carbono, y trabajando a favor de la conservación.

Los participantes en la Reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe convocado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), y el Gobierno de Barbados, concretaron decisiones incluyendo la conformación de una acción regional, el cual está enfocado en trabajar a favor de los ecosistemas basado en la Economía Circular, un Sistema Integrado de Información Ambiental y un segundo Programa de Pequeños Estados Insulares en Desarrollo “PEID” del Caribe renovado, con la visión integral de impulsar una recuperación sostenible.

Los participantes analizaron y discutieron sobre los paquetes económicos, fiscales, y financieros, así como los mecanismos de inversión para la recuperación que deben fomentar generación de valor económico, social y ambiental; el principio básico de sostenibilidad que deben asegurar cumplir dentro de muchos puntos clave las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU, el Acuerdo de París y el Marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020.

También reconocieron que, para reducir el riesgo de futuras pandemias, América Latina y el Caribe necesita mejorar el estado de los conocimientos sobre los vínculos entre la flora, fauna, y la salud humana dejando claro que es clave el respeto de las mismas fronteras naturales.

Los líderes del Foro acordaron ocho decisiones que representan su claro compromiso:

  1. Abordar todas las formas de contaminación.
  2. Una nueva coalición para implementar prácticas de economía circular.
  3. Acelerar la ambición del cambio climático.
  4. Establecer un plan de acción para preservar la diversidad biológica, y restaurar los ecosistemas.
  5. Crear un sistema integrado de información ambiental.
  6. Una red de preparación para emergencias más sólida.
  7. Promover la igualdad de género.
  8. Desarrollo de los pequeños Estados insulares en desarrollo.

También empezamos a ver avances de nuevos mecanismos globales innovadores de financiamiento como el Green Climate Fund, en los cuales la clave para acelerar la transición es la decarbonización de las economías, a través de residuos, movilidad, construcción, iluminación pública con compañías de energía renovable municipales, y descontaminar la industria urbana.

Asimismo, es clave la aprobación de artículo 6 del Acuerdo de Paris (reducción de emisiones), y que la institución global sea quien valide avances reales, y ente de control para cumplir con las penalidades.

Cierro reflexionando cómo podemos tener realmente impacto y avanzar en todos los sectores sobre el futuro del planeta como lo conocemos, resaltando la importancia de los objetivos comunes globales, y la ejecución de planes sostenibles; es decir, inversiones, creación de empleos que sean autofinanciables, y que realmente tengamos conceptos que conecten, y se adopten por todos comunicando los beneficios reales.

 

La presente información es de carácter CONFIDENCIAL y PRIVADO para uso exclusivo del destinatario. Si usted ha recibido este mensaje por error, favor de contactar al remitente y borrar el mensaje y sus anexos.

La divulgacion, distribucion, retransmisión, copia por cualquier medio, u otro uso de esta informacion esta PROHIBIDA y sujeta a las sanciones establecidas en las leyes correspondientes.

Coca-Cola FEMSA no emite opiniones, ni genera compromisos formales a traves de correo electrónico, por lo que posturas y compromisos deben ser confirmados por escrito por algún responsable formalmente definido por parte de la Compañia. Coca-Cola FEMSA no asume responsabilidad civil por las opiniones o mensajes emitidos a traves de correo electrónico.

Coca-Cola FEMSA no se hace responsable de modificaciones hechas a sus correos electrónicos durante su transferencia, por lo que recomendamos sean revisados antes de abrirlos.

En cumplimiento de lo establecido en la Ley Federal de Protección de Datos en Posesión de los Particulares, se hace de su conocimiento que los datos personales que usted libre y voluntariamente llegare a proporcionar a través de este medio, estarán sujetos a las disposiciones del Aviso de Privacidad de Coca-Cola FEMSA, el cual puede ser consultado en el sitio web: www.coca-colafemsa.com

El autor es Director General de AdeS para América Latina y Ex Presidente del Consejo del World Environment Center.

Correo electrónico: [email protected]