México tiene “un gobierno chiquito” para financiar las necesidades de la población, al poseer sólo 17% del Producto Interno Bruto (PIB), que representa apenas la mitad del promedio de los ingresos de los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), por lo que «no puede hacer cosas».

Así lo expresó José Ángel Gurría, ex secretario general de la OCDE, ante los agremiados de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) durante el Encuentro Por México 2021, al señalar: “Ustedes a lo mejor sienten que el gobierno es muy grande y que anda por todos lados, pero México tiene un gobierno chiquito, ¿por qué? Porque la fuente de ingresos del gobierno es solo 13% del Producto Interno Bruto (PIB) y si le sumas lo del petróleo llegas a 17 por ciento”.

Quien fuera el secretario de Hacienda y Crédito Público con el presidente de México Ernesto Zedillo, explicó que la administración de Andrés Manuel López Obrador cuenta con el 17% de ingresos públicos,  “como una sexta parte del producto nacional del Productor Interno Bruto  para administrar los gastos de salud, de infraestructura, salud, educación, agua, de seguridad, la policía, guardia nacional, y la OCDE anda en 34%, el doble”, cuestionó Gurría.

Durante su conferencia magistral “México en el mundo post pandemia”, el exsecretario de la OCDE sostuvo que este problema se agrandó porque el presidente López Obrador y sus respectivos secretarios de Hacienda, desde Carlos Urzúa, Arturo Herrera y Rogelio Ramírez de la O, que son responsables en material fiscal, rechazaron aumentar la deuda durante la crisis del Covid-19 que permitiera amortizar el impacto a la economía.

“No quieren aumentarle mucho a la deuda y seguir con su 17%, un  gobierno chiquito, no pueden hacer cosas”, advirtió, luego de que comentó que la economía mexicana se encuentra inmersa en recuperación de su actividad económica.