Durante el último par de años, en Tijuana se ha visto un notable incremento de empresas provenientes de Estados Unidos y de Asia, específicamente, China. Estas compañías se han establecido bajo el uso de shelter para acelerar sus operaciones en este mercado.

Este mercado ha aprovechado su consolidación como mercado maquilador para la atracción de nearshoring, que ubicado en Tijuana permite a las empresas con sede en Estados Unidos coordinarse con su planta mexicana durante el horario comercial.

Tijuana tuvo una demanda de casi 640,000 m2 de espacio industrial, una de las más altas historicamente para este mercado. Los edificios para manufactura representaron el 50% de la absorción, impulsados por empresas de la industria automotriz, médica, de bienes de consumo industrial y metalmecánica.

La proximidad con Estados Unidos y los diferentes puertos de entrada, incluyendo el puerto de Ensenada, que es el de mayor movimiento comercial en el océano Pacífico, posicionan a Tijuana como uno de los mercados de distribución más importantes del país. En 2021, el 25% de la nueva ocupación fue para actividades logísticas.

Los servicios de shelter, compañías locales que apoyan en la búsqueda de locación, equipamiento y mano de obra a la empresa extranjera para acelerar operaciones, son una ventaja para el nearshoring y en Tijuana esta tendencia tiene una participación importante mediante empresas como Tecma y CPI.

BTS impulsa la demanda de espacios en Ciudad Juárez

Ciudad Juárez también se encuentra en un punto álgido dentro de la actividad industrial del país, de la mano de compañías que buscan reubicar sus procesos productivos en México, a fin de acercarse al mercado norteamericano. Esto mediante proyectos BTS.

Compañías del giro automotriz, de bienes de consumo industrial, de logística e industria médica detonaron la absorción bruta de espacios industriales por 475,000 m2, un crecimiento de 44% contra el 2020.

El 25% de la absorción en Ciudad Juárez fue por los cierres de contratos para la construcción de edificios BTS, tendencia que se ha fortalecido en los últimos años en este mercado y actualmente la mezcla de construcciones a la medida es de 37% frente a 63% de proyectos especulativos.

Esto porque las empresas, especialmente las extranjeras, tienen requerimientos especiales para los espacios donde pretenden ubicar sus procesos de manufactura y logística y las construcciones BTS dan esa flexibilidad. Por otro lado, este tipo de inversiones son más seguras para el mercado, pues se inician bajo un contrato de arrendamiento, pero esto no ha limitado la demanda de espacios especulativos.

Por: Joanna Lara, Market Analyst en Datoz,  Antonio Chavira, Market Analyst y Pamela Ventura, Content Manager.

*Nota del editor: Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Inmobiliare.

Para obtener más información, visite https://www.datoz.com/

Este es un fragmento del texto Nearshoring impulsa histórica demanda industrial en mercados fronterizos de la edición 130 https://inmobiliare.com/inmobiliare-130/

VíaInmobiliare

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Tijuanotas se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Tijuanotas, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorLa inquebrantable amistad de un ucraniano y un ruso en Tijuana
Siguiente artículoSufrimiento por elección