El dinero físico está dejando paso a las nuevas formas de pago, con plataformas intermediarias como PayPal, el pago sin contacto de las tarjetas y móviles o aplicaciones de un solo toque como Skrill.

– IMAGE SOURCE: pixabay.com

El mundo de la tecnología está acabando con la manera de entender muchos campos de la vida y, entre ellos, el dinero está sufriendo una transformación completa hacia lo digital que parece imparable a estas alturas. Poco empieza a quedar del dinero físico, de los billetes y las monedas con las que se pagan en la calle. La implementación de las tarjetas de débito y crédito, así como de otros modelos, están permitiendo dar ese paso. Así destacan tres modelos en la actualidad que son en tendencias en México en la actualidad.

Pagar sin contacto

La primera es la utilización del pago contactless, sin contacto, a través de tarjeta. Una modalidad que ya nada tiene que ver con el antiguo chip y que se está implementando en algunos de los aparatos electrónicos que han marcado la última década, como son los smartphones.

Gracias a aplicaciones móvil como Apple Pay o Samsung Pay, cualquiera puede pagar en esos locales o negocios a los que acude físicamente aunque también es cierto que, en muchos de sus casos, estos lugares empiezan a necesitar una presencia online en modo de tienda para poder atraer a sus clientes.

PayPal y las eWallet

IMAGE SOURCE: pixabay.com

La siguiente referencia a la que podemos atenernos en este sentido ya tiene más que ver con el mundo del internet y el online, pues se trata de uno de los sistemas de eWallet más frecuentados. Esta es PayPal, un método de pago que ejerce de intermediario ofreciendo siempre una seguridad a sus usuarios ante posibles fraudes.

Sus pagos se realizan entre más de 200 países, es una de las primeras plataformas, y por lo tanto cuenta con mayor experiencia, que salieron al mercado ofreciendo sus servicios rápidos y cómodos. Además, otro de sus puntos fuertes por los que la población mexicana les escoge antes que a otros, es por las confirmaciones en línea que ofrece a sus clientes al instante de realizar una transacción, lo que supone un justificante de pago que entregar para agilizar cualquier proceso.

Los pagos de un toque

Por último, uno de los más modernos en llegar como gran revolucionario de los sistemas de pagos en México, son esos denominados ‘de un toque’, entre los que hemos seleccionado Skrill como gran baluarte.

Este trabaja sobre todo en páginas con ventas online, de manera que una vez confirmada la operación que se quiere realizar, esta se lleva a cabo en ese mismo momento, de una forma cómoda y con la mayor seguridad.

Por sus cualidades, es muy común en un sector en auge como es el de las apuestas en México, un campo que se ha visto muy reforzado por la llegada del internet a los celulares. De esta manera, es posible el poder pagar en un solo toque en el casino online Betway, para oficializar un depósito concreto con el que después jugar a su blackjack, ruleta o máquinas tragamonedas, gracias a su aplicación Skrill 1-Tap con la que el dinero llega al momento. Por ello, Skrill favorece el tiempo de espera de sus usuarios y convierte a este método en uno muy frecuentado dentro de la industria del juego.

Además, a pesar de que no tenga la experiencia global que sí ofrece PayPal, por ejemplo, este monedero virtual también opera en 200 países, ofrece unas comisiones en ciertas transacciones bastante bajas y pone a disposición de sus clientes un buen sistema de atención las 24 horas del día, los siete días de la semana. Por ello, también se ha convertido dentro de México en un referente a la hora de invertir en criptomonedas.

En resumen, parece que tanto en México como en el resto del mundo, los billetes y monedas tienen los días contados. El dinero prácticamente en la totalidad de las transacciones económicas sale de una cuenta corriente en su cantidad justa, una práctica que comenzó con las tarjetas de crédito o débito hace tiempo y que se ha llevado a su culmen con la implementación de la digitalización de los pagos, así como con el nuevo mundo de compras en el que vivimos con el comercio electrónico, gracias a empresas como PayPal y Skrill que nos lo facilitan.