La economía global sufrirá una recesión en nueve meses si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decide dar un paso más en su guerra arancelaria contra China. El mandatario ya ha anunciado que impondrá aranceles del 10% a importaciones chinas por un valor de 300,000 millones el próximo mes de septiembre. Sin embargo, desde Morgan Stanley aseguran que en caso de que el republicano decida ir un paso más lejos y elevar esas tarifas al 25%, una recesión a escala global será inevitable.

En una nota para sus clientes, el banco estadounidense asegura que si los aranceles se mantienen en el 10%, el crecimiento global en 2019 se mantendrá entre el 2.8% y el 3%, independientemente de que los bancos centrales acometan recortes de tasas.

La entidad, sin embargo, alerta de que una subida de las tarifas al 25% rebajará el avance de la economía mundial por debajo del 2.5%. Para Morgan Stanley, un avance menos de dos puntos y medio implica una recesión.

Desde Bank of America Merrill Lynch también han alertado sobre el recrudecimiento de la tensión comercial. El banco ve “un riesgo sustancial” de que Trump aumente los aranceles del 10% al 25%. En ese punto, afirman, “todas las importaciones chinas estarán tasadas con tarifas del 25%”.