Al concluir la segunda fase del Programa Social de Prevención de la Violencia y la Delincuencia, en la colonia Terrazas del Valle, el delegado estatal de Misión Rescate México, Manuel Alejandro Flores Pérez, destacó como determinante el rol de la mujer en la cohesión de la sociedad por su constante preocupación porque los hijos “no se les vayan por mal camino”.

Sabemos que hoy, cuando el hombre no funciona, o cuando no funciona tan bien como debiera, ustedes las mujeres preponderantemente están ahí como mamás, salen a trabajar para traer la comida a casa pero además andan viendo cómo hacerle para que el niño y la niña estudien y no se les vayan por mal camino, dijo.

Misión Rescate México aplicó por segunda vez consecutiva el Programa Social de Prevención de la Violencia y la Delincuencia, esta vez en la colonia Terrazas del Valle, un asentamiento urbano situado en la zona este de la Ciudad; la primera ocasión fue en el fraccionamiento popular Mariano Matamoros.

Dicho programa consiste en una serie de pláticas y talleres para padres de familia, niños y adolescentes, encaminados a cambiar la manera “tradicional” de convivir en el hogar, por otra donde reinen el amor, el respeto y la armonía, “pues lo que se aprenda en el seno familiar es determinante para normar la conducta de los adultos del mañana en la sociedad”, afirmó Flores Pérez.

El programa, creado por la empresa tijuanense de consultoría “Suppera”, que dirige el doctor en sicología Marco Antonio Vera, fue aplicado por MRM desde principios de este año, como una forma de contribuir al combate de la alta incidencia delictiva a través de la prevención, con la participación de integrantes de la A.C en proceso de formalización Universitarios por el Bien Común, como labor social de estudiantes en los últimos semestres de sus carreras.

Durante la clausura del programa en Terrazas del Valle, fueron entregadas despensas a las alrededor de 25 personas asistentes, como un apoyo adicional a las familias de ese sector, y ahí el coordinador de Misión Recate México en la entidad, Manuel Alejandro Flores Pérez, anunció que ya está casi lista la siguiente sede donde a finales de este mes arrancará la tercera etapa.

En Terrazas Del Valle viven unas 19 mil 800 personas en 4,660 unidades habitacionales, y cuentan con una escolaridad media de 7 años cursados. Del total de habitantes del asentamiento urbano, 8 mil son menores de 14 años y 6 mil tienen entre 15 y 29 años de edad; hay 7 mil personas con edades de entre 30 y 59 años, y 460 individuos de más de 60 años.