Después del agua y oxigeno, arena es el recurso que más usamos, es básico para todo desarrollo urbano y de infraestructura.