La entrada en operaciones de la garita Otay Mesa II en Tijuana, que contará con un recinto fiscal compartido entre autoridades de ambos lados de la frontera, servirá para impulsar la industria de exportación que mantiene una proyección de crecimiento que podría alcanzar hasta 12 por ciento.

Datos de la Aduana en la ciudad indican que desde el 2015 la tasa de exportación ha incrementado entre 6 y 7% cada año, para mantener hasta enero del año en curso una cifra aproximada de 3,000 operaciones diarias.

El administrador de la Aduana en Tijuana, Enrique Orantes González, dijo que una de las ventajas que ofrecerán las nuevas instalaciones es una disminución de tiempo en las revisiones de la mercancía que entra y sale del país a través de la frontera.

“De acuerdo con los cálculos, se espera que los tiempos de inspección puedan reducirse hasta 60%, eso le da mayor agilidad y competitividad a la industria que por sí sola es la que más movimiento presenta de toda la frontera norte de México”, detalló.

El presidente de la Asociación de Industriales de Mesa de Otay, Salvador Díaz González, mencionó que al agilizar los tiempos de inspección y cruce de la exportación no sólo se impulsa a la industrial de manufactura sino que también se abre una oportunidad para la proveeduría.

Para los empresarios, una segunda fase con la puesta en marcha de la nueva aduana es promover a la frontera de Baja California como un destino para contratar proveeduría que abastezca a las compañías que operan en la ciudad, y que en su mayoría son extranjeras, por lo menos 70% de ellas de origen estadounidense.

“Estamos hablando de una aduana inteligente, con equipo innovador que suena simple, pero el hecho de que agilice el cruce nos ayuda a detonar la región como un destino para invertir; la seguridad, el tema fiscal y la infraestructura siempre son vitales cuando una empresa va a enviar su capital”, indicó.

AGILIZAR CRUCE

De acuerdo con información de la Asociación de Gobiernos de San Diego, será entre el 2020 o el 2021 cuando inicie operaciones la garita Otay Mesa II en Tijuana, que servirá para agilizar el cruce fronterizo entre México y Estados Unidos.

La Secretaría de Desarrollo Económico de Tijuana también informó que el proyecto requiere una inversión de 750 millones de dólares, de los cuales hasta el momento se ha desembolsado cerca de la mitad.

El director de proyectos del corredor comercial del Departamento de Transporte de California, Mario Orso, dijo que del lado americano el Freeway que conectará la nueva garita Otay II, hacia el 905 y 125, se encuentra por concluir, lo que representa un gran avance para terminar la construcción en una fecha estimada hasta finales del 2018 o principios del 2019.