La academia en México necesita acercar más a los estudiantes con todos los actores de la industria aeroespacial, luego que este sector demanda personal cada vez más capacitado, advirtieron especialistas.

En el marco de la celebración de los 100 años de la empresa Boeing en México, analistas, empresarios y actores del gobierno se dieron cita para hablar sobre los principales retos que requiere la industria aeroespacial a nivel nacional y las alternativas para potencializar su desarrollo.

Al respecto, el presidente de Honeywell México, Centro y América del Sur, Craig Breese, mencionó que en nuestro país se debe trabajar en la integración de las cadenas de suministro. Puso como ejemplo, que en el norte del país se requieren muchos ingenieros en software, los cuales no están formados.

“Tenemos dos plantas en Chihuahua y Baja California donde requerimos ingenieros de software, los cuales hacen mucha falta para que se desarrolle más rápido la industria. Para poder lograrlo, se requiere más infraestructura educativa que nos dé este personal”, comentó Breese.

Durante el panel “Boeing en México”, el directivo comentó que a la par también se debe invertir cada vez más en tecnología y en su investigación por parte de las empresas y del gobierno; pues el sector aeroespacial se está desarrollando cada vez más gracias a los avances tecnológicos.

En este sentido, Alejandro Ríos, director del Consorcio de Investigación de Bioenergía Sustentable (SBRC), ejemplificó que “el sector empresarial debe hacer una integración con los centros de investigación, el sector académico, el gobierno privado para poder promover la industria a nivel nacional”.

Según cifras de ProMéxico, cada año en el país se gradúan 130 mil estudiantes directamente relacionados con tecnología e ingenierías afines al sector aeroespacial, lo que nos ubica como el octavo país a nivel global con el mayor número de graduados.

Fernando Ríos Sosa, comandante de la Base Aeronaval de México del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), reconoció que existe una carencia de escuelas técnicas dedicas al sector aunado a una fuga de talento de estudiantes.

“A nivel licenciatura y maestría tenemos gente muy buena pero nos estamos olvidando de la parte técnica que hace falta para poder redondear este tipo de innovación tecnología. No es malo la fuga de talento, sólo ahora hay que captarlos cuando ya tengan experiencia”, expresó bajo el panel denominado “Innovación Aeroespacial & Tecnología”.

Todos los participantes coincidieron en que para poder impulsar el sector es necesario trabajar en conjunto para generar más infraestructura, tecnología y accesibilidad.

La iniciativa privada y el gobierno deben generar programas que permitan cada vez más el desarrollo de estudiantes y de empresas para tener un mercado más competitivo. Además, se debe dar mayor atención a las empresas que invierten en la industria mexicana.