El sector mueblero en Tijuana ha recobrado vida en los últimos años, sobre todo con la aparición de empresas que ofrecen productos innovadores, desde el ámbito del cuidado del medio ambiente.

Tal es el caso de Veergen, un proyecto que surgió hace cuatro años bajo el liderazgo de Cynthia Virgen Sánchez, quien de iniciarse en la fabricación de muebles como un hobbie, ahora maneja una marca bien establecida que poco a poco ha ido creciendo y reconociéndose en el mercado fronterizo.

“Mi marca se llama Veergen y es parte del Cluster Mueblero de Baja California; fabricamos muebles y accesorios con materiales reciclado de pallets, es decir, le estamos dando una segunda vida a la madera para que se pueda utilizar tanto en una mesa como un forro de pared para diseños de interiores”, expresó.

Este proyecto nació por la curiosidad de hacer trabajo con las manos, indicó la joven empresaria, quien al ver videos en internet sobre cómo elaborar diferentes artículos, le llamó la atención y decidió aprender a crear sus propias ideas como un pasatiempo.

Sin embargo, su ingenio en la fabricación de destapadores de corcholatas con un estilo rústico, hizo que pronto el público comenzara a solicitarle sus trabajos, gestando así aquel hobbie en una empresa que al poco tiempo comenzó a crear muebles y otro tipo de decoraciones con madera.

“Veergen es un juego de palabras, me apellido Virgen, y al principio empecé a vender destapadores y se me ocurrió ponerle Beer, de cerveza (en inglés), pero con la V de mi apellido, y es así como registré la marca”, apuntó.

Cynthia Virgen ahora se dedica a la fabricación de muebles como mesas para café, forros para paredes y pisos con pallets, percheros de pared, entre otras decoraciones rústicas con maderas de pallets.

El hecho de elegir trabajar con material reciclado, dijo, obedece a promover la reutilización y el cuidado del medio ambiente, pues la madera es un bien renovable que no contamina y que destaca como una decoración genera una sensación de calidez.

Los puntos de venta de Veergen son Facebook e Instagram, donde los compradores pueden encontrar su trabajo, el cual se oferta a precios accesibles, aseguró la joven empresaria, dado que son materiales reciclados, de ahí que ha logrado ventas de manera binacional.

“Sí he pensado en abrir una tienda en un futuro, ya la marca ha crecido bastante y espero poder continuar en esta aventura que surgió de un gusto personal con la que puedo conectar con otras personas que comparten mi interés por la madera y el reúso”, concluyó.