Ayer fue un día memorable.

Por primera vez un presidente norteamericano logra llegar a las 12,000 mentiras documentadas en esta ocasión, sin inmutarse y sin preocuparse, al contrario, lleno de energía y optimismo en la lucha de la reelección a cualquier costo.

Estas mentiras son afirmaciones que hace, declara, o twittea el presidente y que al ser investigadas se demuestra que o son exageraciones, verdades a medias o verdaderas invenciones de una mente muy creativa y poco convencional-

La que le permitió llegar a las 12,000 mentiras, que seguramente serán también rebasadas rápidamente, fue la afirmación de que al utilizar su propio hotel en Florida para la próxima reunión del G7 o G8 si se cumple su capricho, él no iba a beneficiarse económicamente.

Es obvio que la sola mención del «resort» ya le está beneficiando publicitariamente, luego reunir a los 7 u 8 gobernantes ahí, le dará horas y horas de cobertura televisiva y en medios sociales gratuita que ayudará a establecer y preservar aún más la imagen del hotel.

Por si fuera poco, ¿Usted cree que los gobiernos discutirán o negociarán las tarifas que les presente el hotel?  ¿reservan por Expedia o Trivago? ¿Buscarán el Marriot o el Hampton más cercano para ahorrarse algún dinerillo? O simplemente pagarán lo que el hotel les pida, no solo por los cuartos de ellos, sino de todo el equipo de seguridad, más el equipo de apoyo, más los menús (-No me de carne, mejor vegetales- para que sea un poco más barato, ¿dirá alguno de los presidentes?)

Para nada, el próximo G7 o G8 será un éxito económico y en branding para Mara Lago y para Trump quien, como aprendió hace muchos años, Disneylandia, debería ya estar comprando los hoteles de los alrededores -sin cambiarles los nombres- para que los que quieran ahorrar le paguen a él, ¿O ya lo habrá hecho?

¿Conflicto de intereses?  ¡Para nada!

En todo caso, conflicto de capitales, pero eso a Trump nunca le ha afectado y nunca le afectará, ya que, para él, esta presidencia ha rebasado con muchos ceros, los beneficios financieros que el esperaba obtener.

El profesor Hank quien fue instrumental en la creación del sistema priista donde un «político pobre es un pobre político» podría venir a Washington a aprender, lo que la nueva generación a inventado o quizás, venir a darle tips a Trump de cuantas otras fuentes de autoenriquecimiento ha ignorado y «debería» aprovechar antes de que termine su ‘sexenio’ para que pueda ir a formar parte de ese universo paralelo donde brillan los robos de la escuela presidencial mexicana.

 

No hay comentarios

Agregar comentario

Artículo anteriorTrump ratifica aumento de aranceles a China el domingo
Siguiente artículoMéxico, una economía estancada que sigue a la espera de reformas estructurales
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, trae a la mesa las habilidades necesarias para lanzar World Media Networks y su primera red, Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia.