Luego de que ayer el presidente, Andrés Manuel López Obrador, inaugurara una pista militar junto con la nueva Base Aérea que mandó construir en lo que hoy concibe como el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), especialistas recordaron que aún están pendientes por conocer los estudios finales que sustenten la capacidad combinada con el aeropuerto capitalino, así como las certificaciones nacionales e internacionales, y el equipamiento de las pistas. 

“Un aeropuerto debe cumplir con todos los componentes, es la primera vez en el mundo que presenciamos la sola inauguración de una pista. Cuando menos el Colegio de Pilotos no ha recibido información en números sobre la capacidad combinada de los aeropuertos cuando la aviación se recupere, no se ha demostrado con las llegadas y salidas, ni la interacción en el aire”, declaró Heriberto Salazar, Presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México (CPAM). 

“No tiene sentido que ahorita registren las llegadas de este aeropuerto cuando todavía no se comprueban las de Benito Juárez, una vez que se comprueben las de allá y se hagan las adecuaciones, entonces ya estarán en este proceso las llegadas y salidas de Santa Lucía. Ahí es cuando se verá la capacidad”, agregó.

La Agencia Federal de Aviación Civil, establece que los concesionarios y operadores de aeropuertos civiles, deben cumplir con un proceso de cinco fases (presolicitud, solicitud y evaluación documental, verificación en sitio, atención y corrección de las no conformidades a la normatividad vigente y autorización del Manual de Aeródromo con la emisión del certificado) para obtener un Certificado de Aeródromo Civil de Servicio Público.

A esto se suma el hecho de que la Ley de Aeropuertos y su Reglamento, establecen que para operar un aeropuerto de servicio público regular, nacional e internacional, se requiere de una concesión otorgada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Pablo Casas Lías, abogado especialista en Derecho Aeronáutico, informó que mediante la solicitud 0000700240019, requirió a la Secretaria copia de la respectiva concesión otorgada por la SCT, para operar el AIFA, obteniendo el pasado 30 de septiembre de 2019, la respuesta en el sentido de que no existe tal documento.

Casas Lías señaló que hace falta que el AIFA sea certificado como aeropuerto internacional y para lograr esto, debe cumplirse con la normatividad y requisitos tanto nacionales e internacionales, entre ellas las normas y métodos recomendados para aeródromos en el Anexo 14 del Convenio Sobre Aviación Civil Internacional, con el fin de facilitar y mejorar la navegación aérea internacional.

De acuerdo con el especialista, las operaciones de hoy se realizaron fuera del protocolo de seguridad aérea, apoyadas únicamente por la torre de control del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México —la de Santa Lucía continúa en construcción—, se restringió el espacio aéreo para su vuelo y los aviones aterrizaron de manera visual en una pista de concreto hidráulico sin equipamiento tecnológico.

La Sedena informó el pasado 8 de febrero, que actualmente se realizan trabajos de conformación de las últimas capas de terraplén mejoradas en las pistas Norte y Central, así como en plataformas de rodaje; también se continúa con la instalación de carruseles de reclamo de equipaje, colocación de cantera, de instalaciones hidráulicas, sanitarias, eléctricas, entre otras y varias obras más en la torre de control.

Fue una decisión de Estado tomada por el Presidente de la República. Hacer aeropuertos internacionales en bases aéreas sucede en todas las partes del mundo, los aeropuertos van hacia instalaciones probadas que ya hayan operado por años y que donde haya grandes extensiones de terreno, y en México tenemos las condiciones ideales con mucha posibilidad de crecimiento”, señaló por su parte el General Gustavo Vallejo, quien está a cargo de la obra.

En el marco del Día Nacional de la Fuerza Aérea Mexicana, el gobierno federal de México inauguró la recién construida pista militar. Durante el evento participaron cuatro aerolíneas comerciales: Volaris, Viva Aerobus, Aeromar y Transportes Aéreos Regionales, quienes se convirtieron en las primeras aerolíneas en aterrizar en las instalaciones.

Viva Aerobus se convirtió en la primera línea aérea comercial en aterrizar, rodar y despegar en el que será el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles con su aeronave Airbus A321neo matrícula XA-VBH”, señaló la aerolínea en un comunicado.

Posteriormente, Volaris llevó a cabo el segundo aterrizaje de una avión comercial en el AIFA, con un A320, seguido de un ATR 72-600 de Aeromar y un Embraer ERJ 145 de Transportes Aéreos Regionales.

Los cuatro aviones se mantuvieron volando sobre Pachuca, Hidalgo, por un tiempo aproximado de tres horas. mientras esperaban su turno de aterrizar.

El gobierno ha señalado que el AIFA entrará en funcionamiento comercial a partir del 21 de marzo de 2022