El peso mexicano se ubica como la divisa más depreciada en la sesión y como la más depreciada en la semana, pues ha perdido terreno durante cinco sesiones consecutivas y acumula un retroceso de 2.20%. La segunda divisa más depreciada en la semana es el peso colombiano con 0.84%, seguido del real brasileño con 0.66%.

El desempeño del peso en el mercado cambiario es evidencia de una mayor percepción de riesgo con respecto a México, debido a los efectos de las bajas temperaturas en Texas sobre los precios de energéticos y su disponibilidad en México, así como la próxima discusión y aprobación de la Ley de la industria eléctrica.

Hoy se discutirá en la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados una propuesta de dictamen aprobatorio para la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que propuso el presidente de la República hace unas semanas.

Una vez aprobada en la comisión, el dictamen será enviado al pleno de la Cámara de Diputados para su discusión y eventual aprobación, la cual, por ser reforma a una ley secundaria, requerirá de una mayoría simple. Esta reforma de ley provocaría: 1) incrementos en los precios de la energía eléctrica hacia los consumidores, 2) presión sobre las finanzas públicas y 3) mayor incertidumbre respecto al T-MEC, ya que lo incumple.

En el resto de los mercados financieros se observa optimismo, permitiendo que la mayoría de las divisas ganen terreno frente al dólar. El índice ponderado del dólar muestra un retroceso en la sesión de 0.32%, indicando que se está recuperando la demanda por otras divisas, incluyendo las de economías emergentes, con excepción del peso mexicano.

En los mercados de capitales de Europa también se observan ganancias, con los principales índices avanzando 0.70% en promedio, mientras que, en Estados Unidos, el mercado de futuros apunta a ganancias principalmente para empresas del sector tecnológico.

La calma en los mercados se debe principalmente a la publicación de indicadores económicos de coyuntura positivos. En la Eurozona se publicaron los indicadores PMI de febrero, el índice compuesto de la actividad total avanzó de 47.8 a 48.1 puntos, marcando un máximo en los últimos dos meses, aunque todavía se ubica por debajo del umbral de expansión (50 puntos). Se destaca el PMI del sector manufacturero de la Eurozona, que avanzó de 54.8 a 57.7 puntos, registrando un máximo en 36 meses.

El crecimiento en la manufactura, se vio impulsado por los nuevos pedidos y un aumento en el empleo. Hacia adelante, los empresarios muestran un mayor optimismo apoyado principalmente por los procesos de vacunación en Europa y otras economías avanzadas.  El PMI adelantado de Estados Unidos al mes de febrero se publicará a las 8:45 am.

En cuanto a indicadores económicos en México, el INEGI publicó el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) correspondiente al mes de enero de 2021, en donde se estima que la economía se contrajo 4.4% con respecto al mismo mes del año anterior. El indicador también estima contracciones anuales para las actividades secundarias y terciarias de 4.1% y 5.4%, respectivamente. Con respecto al mes anterior, el IOAE estima que las actividades secundaria y terciaria cayeron 0.2% y 0.5%, respectivamente.

Estos resultados eran esperados, especialmente la contracción en el sector servicios, pues al comenzar el año las autoridades reforzaron las medidas de distanciamiento social. Si bien durante febrero los nuevos casos de coronavirus comenzaron a bajar gradualmente, se espera un golpe adicional en la actividad económica, pues la tormenta invernal que azotó a Texas y al norte de México ocasionó un desabasto de luz eléctrica y gas natural, afectando a millones de hogares y empresas. La magnitud del impacto se conocerá hasta la próxima publicación del IOAE y con mayor precisión hasta finales de abril, con la estimación oportuna del PIB del primer trimestre del 2021.

Por otro lado, en el tercer trimestre del 2020, el PIB turístico mostró un rebote trimestral de 26.67%, luego de la histórica caída en el segundo trimestre de 43.89% como reflejo del confinamiento a nivel global. A tasa anual el PIB turístico registró una contracción de 34.22%, hilando cuatro trimestres de retrocesos y evidenciando que es el sector más golpeado por la crisis sanitaria.

Cabe recordar que, previo a la pandemia, el sector turístico ya mostraba signos de debilidad, pues se habían hecho fuertes recortes al presupuesto de la Secretaría de Turismo, el cual fue 42.7% menor en el 2020 en comparación al del 2019. Con ello, al tercer trimestre del 2020 la actividad turística presenta una caída anual promedio de 29.39%, siendo la mayor desde que inicia la serie en 1993.

Al interior, el PIB turístico de bienes avanzó 45.69% a tasa trimestral. El avance no ha sido suficiente para compensar la caída del segundo trimestre de 46.87%, por lo que en términos anuales mostró una severa contracción de 28.54%, sumando seis trimestres de caídas. Por su parte, el PIB turístico de servicios presentó un rebote más modesto de 22.32%, limitado por las medidas sanitarias que restringen la operación en restaurantes, vuelos y hoteles. En términos anuales, el PIB turístico de servicios registró una contracción de 35.47%.

Vale la pena mencionar que los estados más vulnerables por la caída en la actividad turística son: Quintana Roo y Baja California Sur, entidades donde los servicios de alojamiento y preparación de alimentos y bebidas representan el 22.7% y 15.9% de su PIB respectivamente.

Para el último trimestre del 2020, se espera que el sector turístico muestre una moderada recuperación, en consistencia con los avances que se han observado en la ocupación hotelera y el flujo de pasajeros a noviembre. Para inicios del 2021, el sector turístico seguirá viéndose afectado por el reforzamiento de las medidas sanitarias para contener el repunte de contagios de coronavirus.

Durante la primera mitad de febrero fueron 13 estados los que se ubicaron en alerta máxima. Se espera que a lo largo del año la recuperación del sector turístico se vea limitada por el lento avance de la campaña de vacunación en el país, lo que ocasionaría que se prolonguen las restricciones y a su vez podría desincentivar a los turistas. Al 18 de febrero, México ha administrado 0.90 dosis por cada 100 personas, siendo una de las tasas más bajas en el mundo. Para efectos de comparación, en Estados Unidos se han suministrado 17 vacunas por cada 100 habitantes en el mismo periodo.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 20.20 y 20.45 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una apreciación de 0.33%, cotizando en 1.2132 dólares por euro, mientras que la libra avanza 0.36% y cotiza en 1.4025 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se aumenta en 1.9 puntos base, a 1.31%, mientras que en México el rendimiento de los bonos M a 10 años aumenta en 2.5 puntos base, a una tasa de 5.98%.

Mercado de Derivados

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 20.50 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.94% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 20.4195 a 1 mes, 20.7494 a 6 meses y 21.1513 pesos por dólar a un año.