En julio de 2022, la economía mexicana anotaría un avance de 1,5% en comparación interanual, que estaría impulsado por un repunte en el dinamismo de las industrias mexicanas.

De acuerdo con el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), las actividades secundarias –manufacturas, energía, construcción e industria del gas y agua– registrarían un crecimiento de 2,7% durante este periodo, según cifras desestacionalizadas del Inegi.

Por su parte, las actividades terciarias, las más importantes para la economía mexicana, el comercio y los servicios, estarían registrando una expansión de 0,8% en comparación con julio del año pasado.

Este indicador muestra las cifras preliminares sobre el nivel de actividad económica en el país, a través de modelos econométricos que evalúan la tendencia de sus dos sectores más importantes.

Este avance se alinearía con las proyecciones de las organizaciones internacionales y las instituciones financieras sobre un mejor comportamiento de la economía mexicana durante esta segunda mitad de 2022.