El Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana propuso la apertura de la Garita de Otay para vehículos pesados para los automóviles y agilizar el tráfico internacional, debido al próximo cierre de la Garita de San Ysidro.

El vicepresidente del organismo civil, Oscar Cortés Reyna dijo que esa opción, “solo es cuestión de que las autoridades lo valoren, ya que este puerto opera nada más de lunes a viernes, y ese fin de semana podría ser muy útil”.

Cortés Reyna resaltó además que una vez que concluya el cierre de 57 horas de la Garita de San Ysidro, sólo habrá tres carriles de regreso a México por un largo periodo, por lo que también los automovilistas deben estar conscientes de ello.

Destacó la importancia de reforzar en estos días la campaña informativa en los diferentes medios de comunicación, prensa, radio, televisión y redes sociales, para que los miles que cruzan diariamente tomen precauciones esos días.

Durante una reunión, exhortó a los tres niveles de gobierno a buscar mecanismos que garanticen la agilización del tránsito vehicular los días 23 y 24 de septiembre, cuando se cerrará la Garita de San Ysidro.

Esos días, se cerrará la circulación en la carretera interestatal 5 y en la carretera 805, a la altura de la Puerta México, debido a los trabajos de ampliación de la referida garita en el lado estadunidense.

“Son trabajos que se anunciaron desde hace años y hasta ahora de lado mexicano estamos considerando los efectos de la Fase 3 de la Garita de San Ysidro, sin duda una vez más de nuestro lado nos faltó la planeación y previsión”, resaltó.

El especialista en vialidad y tránsito dijo que se deben tomar acciones desde luego porque el fluido vehicular se dirigirá a la Garita Mesa de Otay, “y los tiempos de cruce y retorno al país se multiplicarán”.

El directivo de los ingenieros civiles consideró que “el impacto al turismo y a la economía de la región puede ser notablemente negativo, por eso deben garantizar que el cruce sea lo más ágil posible y el retorno igual”.