El 22 de agosto fue el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, en el cual se consumen los recursos que regenera el planeta en un año. Esto se encuentra relacionado con el consumo y también con la biocapacidad de la Tierra, que es la capacidad que tiene de generar recursos y de absorber desechos.

En este sentido, la Dra. Gabriela Muñoz Meléndez, investigadora del Departamento de Estudios Urbanos y del Medio Ambiente de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), explica que la fecha estimada para el 2020 se recorrió debido a la pandemia ocasionada por el Sars-CoV-2, sin embargo, puntualiza en que aún con ese ligero aplazamiento se ve que tan voraces somos al hacer uso de los recursos naturales y no dar tiempo para que se regeneren.

 La especialista de El Colef agrega que se consideran cinco grandes áreas para retrasar lo más posible del Día de la Sobrecapacidad de la Tierra; el desarrollo de ciudades sustentables; energía no basada en combustibles fósiles; una eficiente producción, distribución y consumo de alimentos; limpieza de tierras, agua y atmósfera; y una revisión de la calidad de vida de las personas.

La reflexión completa de la Dra. Gabriela Muñoz Meléndez