Inicio Autores Publicado por Carlos Guridi

Carlos Guridi

11 Publicaciones 0 Comentarios

Egresado del Conservatorio de Música de Baja California en la carrera de composición y del Centro de Estudios Cinematográficos Cinefilias, donde obtuvo el doble diploma como realizador cinematográfico y guionista.

Realizó estudios de perfeccionamiento en Estados Unidos, Alemania e Italia, estudiando en algunos de los centros más importantes del mundo, como los estudios cinematográficos de Cinecittà en Roma, Italia y composición de música para cine con el maestro ganador del premio Oscar, Luis Bacalov en la reconocida Accademia Musicale Chigiana en Siena, donde además fue merecedor de la beca de excelencia académica.

Su primer trabajo profesional como productor ejecutivo lo realizó a los 16 años, con el mediometraje Marea Baja, dentro del cual también fungió como asistente de dirección, actor protagónico, guionista y compositor.

Ha obtenido diversos premios y reconocimientos nacionales e internacionales como cineasta, compositor, arreglista y director de orquesta, entre ellos el primer lugar dentro del concurso nacional de guión de cortometraje del Festival Internacional de Cine Judío de La Ciudad de México con Un día inolvidable, así como uno de los reconocimientos y apoyos que otorga a nivel nacional el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) con su guion de largometraje Funeral para una marioneta.

En televisión, destaca su labor como director y escritor en jefe de la exitosa comedia María de Todos los Ángeles (ganadora del premio TVyNovelas a mejor serie 2014 y transmitida en el horario estelar del Canal de las Estrellas de Televisa, así como en muchos otros países de Latinoamérica y el mundo). Actualmente, funge como asesor financiero de diversas casas productoras de cine y televisión de México y los Estados Unidos.

Chairos vs Fifís

Hasta donde entiendo, su servidor es técnicamente una especie de ternurita de fifí, mafioso del poder y conservador (a pesar de que soy liberal prácticamente al extremo, y apoyo la despenalización de la cocaína...

El político de tus sueños

El político de tus sueños se parece mucho al médico idóneo: es aquel que desea de todo corazón no trabajar jamás y que sólo lo hace cuando ya de plano no le queda de...

L´Etat et moi

¿Un robot perfectamente obediente, en realidad no lo es por haber desobedecido mi orden de que “subiera para abajo”? SPOILER ALERT: No. El robot no es desobediente; lo que sucede es que mi orden fue...

Como hongos en tiempos de lluvia

Para el latoso de Pepe. Les tengo una buena noticia y una mala: la buena es que tengo un lector. ¡En serio! Conozco EN PERSONA a alguien que lee esta columna. ¿La mala? ¡Que no...

La Torre de Babel

El miércoles pasado, como si fuéramos un par de mocosos de secundaria (que créanme que no lo somos), uno de mis mejores amigos y un servidor observábamos maravillados la cantidad (y alta calidad) de...

El derecho a la sexualidad

Hace tiempo analizaba algunos interesantes datos de corte científico sobre el matrimonio y la sexualidad humana, y las conclusiones contenidas en los mismos, aunque para mí nada sorprendentes, sugerían que, en términos médicos y...

¿Por qué capitalismo?

Para la doctora Couvillier y su nieto Sé que el puro título sobra y basta para que nos santigüemos aterrados, ofendidos o enfurecidos, ya que en la década actual defender el capitalismo o, peor aún,...

Daños colaterales de la muerte del narcotráfico

A mis queridos Héctor y Jorge. Imaginemos por un momento que a los narcotraficantes, justo como sucedió con los traficantes de alcohol durante la prohibición estadounidense, se acaba despenalizando las tan dañinas sustancias con las...

Entre muros y caravanas

En los círculos políticos contemporáneos internacionales, pareciera producir la misma inmensa polarización el estar a favor de los muros o de las caravanas migratorias que el serle fiel al Barcelona y no al Real...

Las buenas intenciones

El camino al infierno está lleno de buenas intenciones, dice aquel proverbio medieval atribuido a San Bernardo de Claraval; y el camino a los “avernos económicos” (y por ende humanitarios) no es la excepción....