Una red de extorsionadores está operando en Baja California, utilizando redes sociales como Facebook para difundir campañas negras y noticias falsas, exigiendo grandes cantidades de dinero, teniendo como blanco a empresarios, por ello los presidentes de las Cámaras de Comercio Servicios y Turismo del estado de Baja California hacen un frente común para advertir a los hombres de negocios a no dejarse engañar por estas llamadas fake news (noticias falsas).

El modus operandi de esta red integrada por pseudoperiodistas es que a través de páginas de Facebook publican noticias e información falsa en la que se difama a los empresarios con campañas negras para luego llamar a sus víctimas y exigir grandes cantidades de dinero con la promesa de dejar de publicarlas.

Los presidentes de Canaco Tijuana, Jorge Macías Jímenez, de Canaco Ensenada, Jorge Menchaca Sinencio, de Canaco Mexicali, Juan Ramón López Naranjo, y de Tecate Luis Enrique Vera Martínez, hicieron un llamado al sector empresarial a no dejarse intimidar por esta red de extorsionadores, y a seguir denunciando las acciones de estos sujetos que incluso han querido también difamar a reconocidas periodistas de Baja California con publicaciones en las redes sociales.

De acuerdo a informes de las autoridades judiciales de Baja California parte de esta red está integrada por Santiago N quien fuera detenido el 15 de diciembre de 2018 en plena flagrancia justo en el momento en que un empresario le entregaba un sobre de dinero para que dejara de difamarlo en redes sociales, sin embargo, una juez dejó que llevara su proceso en libertad.

Así como un ex funcionario estatal de nombre Ricardo N quien está vinculado al área de Aduanas y ha filtrado información de los empresarios de este sector.

El pasado 9 de mayo fue detenido por elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California otro pseudoperiodista, Mariano N, a raíz de una orden de aprensión girada por un juez, quien es parte de esta banda de extorsionadores.

Sin embargo, esta red de extorsionadores sigue operando, utilizando páginas de Facebook donde difunden sus “fake news” e incluso han intensificado sus campañas negras en esta red social, ahora en contra de empresarios del sector comercio exterior y aduanas para intimidarlos.

El grado de campaña negra que se aplica a las víctimas a llegado al punto de inventar falsas manifestaciones ante autoridades federales en la Ciudad de México, solo para generar la foto, es el caso que recientemente unas personas se manifestaron a las afueras del SAT en la Ciudad de México con mantas para difamar a empresarios, y subieron fotografías de la supuesta manifestación a dichas páginas de internet como una más de sus campañas negras, hecho que amenazaron que continuarían llevándolas a cabo de no recibir un pago a cambio, por lo que las autoridades ya están investigando la identidad de las personas que se apostaron a las afueras de la dependencia federal.

Los presidentes de cámaras de comercio de Baja California expresaron que dicha delincuencia ya alcanzó a sus integrantes, es el caso del Síndico de Concanaco Servytur, Octavio de la Torre, quien ha sido víctima de un intento de extorsión de este tipo, explicaron que por ello es necesario una regulación para evitar que se siga utilizando herramientas digitales y redes sociales como Facebook para delinquir impunemente cómo se está haciendo.

“Las fake news se están convirtiendo en una grave tendencia en internet, pues al hacerse virales causan graves daños, pero sin que exista ninguna sanción para quien emite este tipo de información falsa, no es posible que se difame y se incite al odio en Facebook, y las víctimas de esto no puedan hacer nada”, comentaron.

Como referencia de solución manifestaron que recientemente el Gobierno de Singapur aprobó una ley que penaliza la publicación de noticias falsas, la cual permitirá a las autoridades bloquear y ordenar la eliminación de contenidos considerados apócrifos.

Gracias a esta ley, quienes incumplan la normativa podrían enfrentar penas de cárcel de hasta 10 años y cuantiosas sanciones económicas.