La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) informó que aproximadamente 150 mil pequeños negocios se vieron obligados a cerrar a causa de la baja en ventas debido a la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19.

De acuerdo con la organización, el consumo en los pequeños negocios sufrió un descenso del 25% respecto a igual periodo del año pasado. Además, reveló que 9 de cada 10 encuestados, es decir, un 91%, registran bajas importantes en sus ventas.

Durante la presentación de la 12 encuesta Impacto Covid-19 Pequeño ComercioCuauhtémoc Rivera, presidente de la Anpec, destacó que las afectaciones al sector dejaron sin empleo a aproximadamente 500 mil personas; lo que es preocupante, pues 67% de los encuestados tienen de uno a tres dependientes económicos.

Falta de empatía

Asimismo, recalcó que la principal razón por la cual los pequeños empresarios tomaron la decisión de cerrar es por no poder solventar el pago de la renta del local en el cual operan, así como la incapacidad para cubrir la cuota de servicios, principalmente la energía eléctrica.

Además, recalcó que el 89% de los negocios no ha recibido algún tipo de apoyo, y el 63% solicita con urgencia créditos que les permitan cubrir sus gastos para seguir operando.

“Los 25 mil pesos que da el Gobierno no son malos, pero no son suficientes por cómo se está prolongando la pandemia que no ha sido controlada. No todos estamos en el padrón del Bienestar ni en el IMSS que fue beneficiado. Simplemente no son atractivos”.

Finalmente, cabe destacar que la crisis no sólo está afectando a los pequeños negocios, de acuerdo con datos de la Anpec, el consumo de los clientes sufrió una disminución de aproximadamente el 64%78% han solicitado pagar los productos adquiridos después y el 79% no tiene lo suficiente para adquirir la canasta básica.