El Fondo Monetario Internacional (FMI) vaticinó este martes que en Venezuela los precios al consumidor aumentarán 13.864,6 por ciento en 2018 y 12.874,6 por ciento en 2019, lo que, acumulado, resultará en una tasa de inflación de 1.811.751 por ciento para el bienio.
Esos pronósticos están contenidos en el informe Perspectivas Económicas Mundiales, que el FMI difundió el martes.

Asimismo, el organismo prevé que la economía venezolana se contraerá 15 por ciento este año y seis por ciento en 2019, con lo que completará seis años consecutivos de recesión.

De ese modo, el FMI corrigió sus estimaciones anteriores, según las cuales el producto bruto interno (PBI) venezolano caería nueve por ciento este año y cuatro por ciento el próximo, según consignó la agencia de noticias EFE.

Venezuela, que desde hace años tiene por lejos la inflación más alta del mundo, cayó en hiperinflación (tasa mensual de aumento de los precios superior a 50 por ciento) en los últimos meses de 2017.

El PBI venezolano se contrajo 3,9 por ciento en 2014; 6,2 por ciento en 2015; 16,5 por ciento en 2016, y 15 por ciento en 2017, según diversas fuentes.
Eso significa que la economía venezolana perdió 36,1 por ciento de su valor en los últimos cuatro años.

______________