Donald Trump llega a México este miércoles 31 de agosto a la reunión con el presidente Enrique Peña Nieto acompañado de dos impulsores de su política antiinmigrante: el senador por Alabama, Jeff Sessions, y el exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani.
La reunión se llevará a cabo horas antes de que Trump dé un discurso sobre inmigración, durante uno de sus eventos programados en Phoenix, Arizona.

El senador Sessions es uno de los asesores de Trump y también uno de los principales impulsores de las propuestas del candidato republicano en contra de los inmigrantes, quien ha sido descrito por el candidato presidencial como “el experto en lo referente a las fronteras”.

La idea es detener a los inmigrantes indocumentados en la frontera y a los que están en nuestro país

A lo largo de su trayectoria política, Sessions ha sido acusado por legisladores demócratas de ser insensible en cuestiones de raza o de inmigración.

El diario New York Times se refirió a él como un “virulento opositor del proyecto de ley de inmigración que aprobó el Senado en 2013, que incluía un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que ya están en el país”.

Durante la Convención del Partido Republicano, en julio pasado, Sessions defendió la idea de Trump de que los inmigrantes le están quitando empleos a los estadounidenses, y criticó la idea de darle amnistía y ciudadanía a todos ellos.

“Entiendan esto. De 2000 a 2014, mientras nuestra población existente aumenta por millones, el número de puestos de trabajo ocupados por estadounidenses disminuyó. Sorprendentemente, todo el crecimiento neto del empleo durante ese periodo fue para los inmigrantes”, dijo.

“No puede ser nuestra política tener trabajadores extranjeros ocupando puestos de trabajo, mientras proporcionamos pagos de manutención para los estadounidenses desempleados”, agregó el político republicano.

“No soy el Jeff Sessions que mis detractores describen. No soy racista, y no soy insensible con los negros. He apoyado las actividades de los Derechos Civiles en mi estado. He hecho mi trabajo con integridad, igualdad y equidad para todos”, dijo en 1986, luego de las primeras acusaciones en su contra.

Durante el periodo de precampañas y desde que mostró su respaldo a la candidatura de Trump, Sessions se ha manifestado a favor de la construcción de un muro en la frontera con México e incluso ha apoyado las medidas en contra de los migrantes expresadas por el candidato republicano.

A continuación te presentamos algunas de las frases del senador Sessions sobre los migrantes:

“Lo más importante es enfocarnos en una sistema que proteja los intereses de los estadounidenses. Si entras de manera ilegal a EU, debes ser deportado, así es la ley pero tenemos mucha gente indocumentada que ha estado aquí por mucho tiempo”.

“Lo que Trump propone es arreglar el problema de la inmigración ilegal y luego vamos a luchar con la gente que ha estado aquí desde hace mucho tiempo”.

“Trump va en la dirección correcta. Si quieres asegurar la frontera y solucionar el problema de la inmigración, sólo hay una forma de votar en noviembre, porque Hillary Clinton es extremista (…) La idea de Clinton es abrir las fronteras, mientras que Trump quiere restablecer la ley”.

“Trump propone poner fin a la ilegalidad y crear un sistema que proteja los intereses de la seguridad nacional. Además no quiere inundar el mercado de trabajadores para quienes no tenemos lugares de empleo”.

“Una nación no puede controlar sus fronteras si ser capturado cuando entras al país de manera ilegal no resulta en una deportación rápida a casa”.

“Nadie ha dicho la verdad sobre cómo impacta el desorden en la inmigración ilegal a los salarios y a la seguridad de las personas”.
Nadie ha dicho la verdad sobre cómo impacta el desorden en la inmigración ilegal

Giuliani no se queda atrás

En los últimos meses, Giuliani ha mostrado su respaldo a las promesas en materia de seguridad nacional e inmigración que ha hecho Trump:

“Trump va a incrementar el número de agentes fronterizos. La idea es detener a los inmigrantes indocumentados en la frontera y a los que están en nuestro país.

“La primera fase es controlar la frontera, la segunda es deshacernos de los criminales y la tercera es tener un país más seguro”, dijo el pasado 29 de agosto, según el sitio Politico.com.

“No sabemos cuántos indocumentados hay en EU. Por eso Trump hará lo correcto, primero irá tras los criminales más peligrosos y luego por los menos peligrosos (…) En ese momento, sabremos cuántos ilegales no son criminales”.

“Donald Trump construirá un muro fronterizo. Va a ser un muro físico y tecnológico”.