A lo largo del 2018, Medtronic, empresa del rubro de los dispositivos médicos, tuvo un comportamiento positivo, al tener un crecimiento importante  en la plantilla laboral y en infraestructura, a la vez de que lograron desarrollar nuevos proyectos.

Durante la celebración de cierre de año, Miguel Rochín,  Vicepresidente de operaciones Medtronic  México, precisó que integraron a 700 personas a diversas áreas, sumando en total  5 mil 100 socios.

Dijo que también han crecido en infraestructura,  pues este año construyeron 30 mil pies  adicionales de cuarto limpio para las áreas de manufactura, y en total cuentan con 450 mil pies.

Entre los productos que fabrican, se encuentran las válvulas del corazón que se implantan a través de catéteres, y los catéteres  para tratamiento de las arterias coronarias, precisó.

No obstante dio a conocer que integraron  nuevos procesos que transfirieron de diversas partes del mundo, principalmente de Estados Unidos y Suiza, por lo que están arrancando nuevas líneas de operación en el año.

Los nuevos productos que han empezado a trabajar, detalló que son ciertos dispositivos que se utilizan para terapia, en la reparación de discos dañados de la columna e  implantes para aneurismas cerebrales.

El haber podido tener este crecimiento, fue por el desempeño que han mostrado los socios quienes han mostrado dedicación y profesionalismo, lo que ha dado confianza para seguir impulsando nuevos proyectos, resaltó Miguel Rochín.

“Este éxito ha sido gracias a le excelente calidad en la producción de la mano de obra mexicana, es muy especializada, lo que garantiza que los productos funcionen como los están esperando en el campo”, planteó.

Para el próximo año, indicó que contemplan estabilizar los procesos que introdujeron y posteriormente, estarían pensando en trabajar en nuevos proyectos para la empresa.