A unos kilómetros de la ciudad de Tecate, rodeada de la nación Kumiai, se encuentra la montaña Dos Cumbres, a unos 900 msnm, emblemática y sin dudarlo lugar de culto para los antiguos californios.

Casi colindando con los Estados Unidos y un clima muy especial, tan especial que en un lapso de minutos se puede sentir la humedad, el calor, vientos a ráfagas y una lluvia torrencial.

Una de las cosas que rodean su magia, aparte de su belleza topográfica, es la diversidad de flora nativa, entre ellas: Paeonia Californica, Ribes spp, Trichostema parishii, Myriopteris clevelandii, Musgo Grimmia, musgo Asterella, Mirabilis laveis, Lupinus hirsutisimus, Hesperoyucca whipplei Yucca, Gordolobo Pseudognaphalium sp, Fabceae, ephedra californica, Boraginaceae Criptantha, Acmispon glaber, entre otras.

Una montaña llena de misticismo, visitada por exploradores, escaladores, senderistas y curiosos, rodeada de cuevas, rocas gigantes y precipicios interesantes, debajo corre un arroyo y en sus faldas existen unos petrograbados, así como un panteón Kumiai y unas vías de ferrocarril lo adornan (El Southern Pacific Rail Road), pues hacia 1914 y 1915 se construyó la estación del ferrocarril en un punto que conectaba al Ferrocarril Tijuana-Tecate con el Ferrocarril Intercalifornia, ruta integrada a la red del Pacífico-Sur (EL FERROCARRIL SAN DIEGO-ARIZONA Y EL FERROCARRIL TIJUANA-TECATE: UN CORREDOR DE HERENCIA CULTURAL BINACIONAL).

Aquí el video:

 

Así la historia…

[email protected]

https://independent.academia.edu/MoisesFcoLopezSmith

https://www.facebook.com/pi9arquitectosasociados/

https://twitter.com/pi9lab

https://www.instagram.com/pi9lab/

http://archinect.com/pi9.arquitectos

Fotografías, investigación, texto y video: Moisés Fco. López Smith