Con la suspensión de los aranceles a las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, se avanza hacia la ratificación del T-MEC, además de que se evitó pérdidas de inversión y empleos que hubiesen impactado severamente la economía del país, y principalmente de la región fronteriza.

Así lo señaló el Presidente de TLC Asociados y miembro del Cuarto de Junto del Sector Privado de la renegociación del TLCAN, Octavio de la Torre, tras el “Acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos” realizado en esta ciudad el pasado sábado 8 de junio.

El experto en comercio exterior aplaudió la labor del Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y de la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, así como del equipo de trabajo en las negociaciones en Washington para llegar a un acuerdo en materia migratoria con el gobierno de Donald Trump, que impidió que hoy lunes entrara en vigor un arancel del 5% a las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, y su consecuente aumento mensual hasta llegar al 25% en octubre.

Recordó que el impacto de la aplicación de aranceles en el primer mes hubiese sido de 17 mil millones de dólares para empresas y consumidores en Estados Unidos, así como un fuerte inhibidor para la inversión en el sector manufacturero de México que podría generar que las compañías evaluaran irse a otros destinos.

Detalló que el acuerdo consiste en que el gobierno mexicano se comprometió a registrar a los migrantes para darles protección en tanto Estados Unidos apoyará el plan de desarrollo para Centroamérica para que los ciudadanos de esta región no se vean en la necesidad de salir de sus países para una vida mejor.

Sin embargo, el especialista Octavio de la Torre dejó en claro que es necesario separar el comercio exterior de las cuestiones políticas, para que no se repita este tipo de represalias.

“Debemos trabajar tanto en México como en Estados Unidos para que en el futuro se evite este tipo de medidas, es necesario que el comercio internacional no se mezcle con los aspectos políticos, porque generaron una enorme incertidumbre en el sector empresarial de ambos lados de la frontera”, apuntó el experto en comercio exterior y aduanas.

Sobre la ratificación del T-MEC dijo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, solicitó recientemente al Senado un periodo extraordinario y presentó el documento del tratado, por lo que muy probablemente sea aprobado en este mes de junio.

Mientras en Canadá, la mayoría parlamentaria del Partido Liberal del Presidente Justin Trudeau permitirá su fácil ratificación, mientras en Estados Unidos se está discutiendo.

De la Torre recalcó que hasta donde se conoce México nunca pactó comprar más productos agrícolas a Estados Unidos como parte de un acuerdo alcanzado el pasado viernes en materia de seguridad fronteriza e inmigración que evitó la amenaza de los aranceles estadounidenses.

Esto luego de que Donald Trump tuiteó el sábado 8 de junio que México había acordado comenzar a comprar grandes cantidades de productos agrícolas a los agricultores estadounidenses.

En la declaración conjunta de Estados Unidos y México, compartida por el Departamento de Estado, no mencionó el comercio agrícola como parte del acuerdo. De hecho México ya es un gran comprador de productos agrícolas al vecino pais, pues importa maíz, soya, carne de cerdo y productos lácteos, agregó Octavio de la Torre.