VERDE. Dejé de escribir esta columna casi un mes para dedicarme de tiempo completo a APT Agrupación de Periodistas Teatrales, este evento ya pasó y vuelvo a platicar con usted.

ÁMBAR. En casi nada ha cambiado el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores 44,277, hay que tomar en cuenta que hace pocos meses estuvo en 50 mil unidades. El Cete de 28 días anda en 8.20% (el 24 marzo reportaba que estaba en 8.13%, el dólar por su parte está en 19.53 (en la misma fecha rondaba los 18.90) Así que hay cierta estabilidad en cuanto a las variables líder de la economía. Hay que observar con cuidado los datos y opiniones que se han emitido recientemente.

ROJO. El Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) dice en un comunicado de fecha 30 abril 2019 que el PIB (Producto Interno Bruto) del último año es como sigue: Primer Trimestre 2018: 1.2%, Segundo 2.6%; tercero 2.5%; cuarto 1.7%. Anual 2.0%. Y el primer trimestre 2019: 1.3% Esto quiere decir varias cosas, que se parecen los primeros trimestres de ambos años. Y que está muy lejos del 4% propuesto por la actual administración.

ZONA DE CURVAS. Por su parte José Ángel Gurría Treviño, Secretario General de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) dice que si es posible crecer una 4% pero depende de la inversión, como en todo algoritmo que pretenda proyectar resultado, la cifra que se coloque como factor decisivo, es el monto que decidan los dueños del dinero o los créditos que se puedan obtener en cierta economía.

Agrega Gurría que se necesita estabilidad económica y finanzas públicas sanas para lograr tasas altas y sostenidas, más las políticas de innovación que es la parte digital. Más aun, digo yo, se necesita mantener la mirada en los cambios que necesita el país, más allá de lo que yo quiero, es importante pensar en lo que está requiriendo el concierto mundial, no vayamos a tener sorpresas dolorosas.

La economía no es una ciencia exacta, porque muchas de sus decisiones tienen que ver con el sentir o cálculo de los gobernantes, así que una decisión que en el papel sería la mejor solución para ciertas circunstancias: viene a ser un fracaso por la simpatía o no del estadista con sus inversionistas, más la oportunidad en su aplicación y el entendimiento entre sus funcionarios para que haya una coordinación perfecta.

ZONA DE NIEBLA. Contesta a estos señalamientos con “no tiene autoridad moral para hacer estos señalamientos” no tiene en cuenta que Gurría habla como representante de la OCDE, que podría tener razón en alguna medida; o cuando menos, desechar las opiniones vertidas por tal o cual razón teórico financiera. Las opiniones partidistas no vienen a cuento, es más casi ha desaparecido la institución política que respaldaba en aquellos años al exsecretario de Hacienda y Crédito Público, ¿los argumentos son válidos o no?