Pese a que en enero se registraron entradas de flujos por parte de inversionistas extranjeros, febrero y marzo registraron salidas de capitales, por lo que el balance del primer trimestre es negativo.

El primer trimestre de este año cerró con una salida de capitales de México de 12 mil 88 millones de pesos que estaban invertidos en instrumentos de gobierno. Al interior, la mayor salida se dio en Bonos M, con 49 mil 171 millones de pesos, que fue compensada en parte por entradas en CETES por cinco mil 805 millones de pesos y Udibonos por 28 mil 623 millones de pesos. Los Bondes D también mostraron salidas de capitales, pero de solo 73 millones», dijo Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

La salida neta de capitales de México se dio por entrada de 14 mil 208 millones de pesos en enero, salida de 8 mil 21 millones en febrero y salida de 18 mil 275 millones en marzo.

«Enero fue el único mes con entradas de capitales, pero no fueron suficientes para compensar por las salidas de febrero y marzo», acotó Siller.

Las salidas se intensificaron a medida que transcurrió el trimestre y que se debieron a una expectativa de mayor inflación (por eso entraron en Udibonos), expectativa de mayores tasas de interés (por eso entraron en CETES), y un efecto sustitución de bonos hacia mercado accionario