La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) manifiestó su rechazo a la aprobación de incrementos de impuestos por parte del Congreso del Estado, ya que va en detrimento de la productividad y competitividad del transporte de carga.

Así lo señaló el presidente de la Canacar Tijuana, Israel Delgado Vallejo, quien refirió que con la nueva política impositiva, anunciada el 4 de enero, la actividad económica del sector se verá mermada y en desventaja ante el transporte internacional.

“El organismo transportista expresa su preocupación de que el alza de los impuestos tendrá una repercusión económica en el autotransporte de carga, actividad fundamental en el aparato productivo e industrial del estado y eslabón de la cadena de proveeduría que se verá impactada en los costos de operación”,m advirtió.

El dirigente mencionó que los empresarios transportistas de la entidad no pueden avalar dichos incrementos, dado que no fueron informados con antelación ni hubo consenso con la cúpula empresarial, la cual siempre ha pugnado por el diálogo y el trabajo colectivo para tomar las mejores decisiones en beneficio de la población y el sector productivo de Baja California.

“La organización transportista rechaza que, bajo el argumento de un impuesto ambiental, se incremente la base gravable de la venta del principal insumo de las empresas de transporte como es el diésel”, apuntó.

Por último, enfatizó que los transportistas afiliados a Canacar se unen a la voz de la comunidad empresarial de Baja California, a fin de apoyar las acciones necesarias para llevar adelante el diálogo con las autoridades y legisladores del estado y así llegar a entendimientos que ayuden a subsanar la falta de certeza que generan las nuevas disposiciones aprobadas.