Los estímulos fiscales otorgados a importadores y productores de combustibles, como mecanismo de ajuste en precios para abatir la inflación, son los causantes de que el gobierno federal reporte una disminución de 82 por ciento anual en la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a las gasolinas y el diésel. 

De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), los estímulos fiscales aplicados en los combustibles sumaron al cierre de septiembre un total de 307 mil 791 millones de pesos.

En este sentido, la recaudación del IEPS petrolero al cierre del noveno mes contabilizó 61 mil 457 millones de pesos, lo que representa una baja de 82 por ciento respecto a lo obtenido de enero a septiembre del 2021, cuando el monto se ubicó en 316 mil 815 millones de pesos.

En su reporte, el SAT informó que este año obtuvo menos ingresos tributarios, es decir, los recibidos a través de la recaudación de impuestos, debido principalmente a los estímulos fiscales aplicados a las gasolinas.

Al cierre de septiembre, el SAT recaudó 2.8 billones de pesos, cifra que refleja una contracción anual de 0.5 por ciento.

Diésel mantiene apoyo fiscal al 100% por más de 80 semanas

Si bien la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) redujo los estímulos fiscales al cobro del IEPS en combustibles, para el caso del diésel lo mantiene en su totalidad, acumulando más de 80 semanas consecutivas de apoyo en el cobro de impuesto. 

En su informe dado a conocer el viernes 30 de septiembre en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la dependencia informó que el apoyo fiscal para el pago de la cuota de la gasolina Magna fue menor al de la semana anterior, al pasar de 75.66 por ciento a 72.82 por ciento. 

Con ello, los automovilistas se vieron obligados a pagar por concepto de IEPS la cantidad de 1.49 pesos por litro.

En tanto, la gasolina Premium tuvo un estímulo fiscal de 60.69 por ciento, por lo que los automovilistas que usan este tipo de combustible pagaron 1.82 pesos de impuesto por litro.

Hacienda mantuvo el estímulo fiscal al 100 por ciento para el diésel una semana más, la cual aplica del 1 al 7 de octubre, medida que beneficia principalmente a los transportistas que conducen camiones pesados.

Gasolinas por las nubes a pesar de los estímulos

A pesar de los estímulos fiscales aplicados a los combustibles y el impacto que esto ha dejado en las finanzas públicas del gobierno, los precios de las gasolinas se mantienen en incremento, derivado de un impacto inflacionario que se mantiene pese a los esfuerzos de las autoridades.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al cierre de agosto de 2022, la inflación llegó a 8.70 por ciento, un nivel no visto desde el año 2000. 

La escalada de precios ha mantenido el encarecimiento de las gasolinas. Por ejemplo, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex), tan sólo de enero a julio de este año, el precio de la gasolina Magna se incrementó en promedio 5.5 por ciento, el de la Premium, 4.8 por ciento y el del diesel aumentó 5.7 por ciento.