China y Estados Unidos se encuentran en un punto muerto comercial después de que ambos países hayan impuesto cientos de miles de millones de dólares en aranceles sobre los bienes de cada uno durante el año pasado.

Estados Unidos ahora está considerando imponer aranceles adicionales a más de 300 mil millones de dólares de importaciones chinas. La guerra comercial en curso está contribuyendo a la incertidumbre económica mundial, según la Organización Mundial del Comercio.

Imagen: Supone aranceles estadounidenses del 25 % sobre 200 mil millones de dólares en bienes chinos/ Gzeromedia vía Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)

El Director General de la OMC, Roberto Azevêdo, dice que ha habido un aumento de siete veces los aranceles impuestos en todo el mundo en solo un año. Y el crecimiento en el comercio mundial casi se ha reducido a la mitad desde 2016.

Sin embargo, como lo muestra el gráfico anterior, algunos países se están beneficiando de la disputa entre Estados Unidos y China, ya que el comercio se está desviando hacia naciones que no se ven afectadas por las nuevas barreras.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo estima que más del 80 % del comercio afectado por los aranceles de los Estados Unidos y China será captado por otros países, con la UE preparada para obtener los mayores beneficios.

El presidente Donald Trump argumenta que los aranceles aportarán 325 mil millones de dólares al Tesoro de los Estados Unidos mientras se protege a las empresas estadounidenses de la competencia desleal. Pero la UNCTAD advierte que los aranceles no son efectivos para proteger a las empresas nacionales. Y, a largo plazo, el comercio bilateral entre Estados Unidos y China disminuirá y será reemplazado por el comercio originado en otros países.