El Consejo Mexicano Vitivinícola A.C. y Comité Provino Baja California, en presencia del Lic. Armando Ayala Robles, Presidente Municipal del XXIII Ayuntamiento de Ensenada, informaron el día de hoy ante medios de comunicación que se recaudaron $1,089,339.92 de pesos como resultado de las actividades que se llevaron a cabo para la atención y prevención de los incendios que afectaron a distintos municipios del Estado de Baja California el pasado mes de octubre.

Se realizaron un total de 9 eventos recaudatorios gracias a alianzas con organismos y festivales de vino en México: Nación de Vinos, Cofradía de Vino Capítulo Mexicali, FEVINO, Toma Vino Mexicano y Baja Wine and Food; y gracias a la unión del sector gastronómico nacional: Manzanilla, Cometa, Corazón de Tierra, Máximo Bistrot y Kettner Exchange (San Diego, CA). Los recursos conseguidos serán destinados a beneficiar a los Bomberos Voluntarios El Porvenir -que combatieron heroicamente los incendios forestales- con infraestructura, capacitación y equipamiento así como a implementar otras acciones preventivas.

Hans Backhoff Guerrero, Presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola agradeció el apoyo de los bomberos del estado, autoridades locales y estatales, gremio gastronómico, festivales de vino, bodegas, medios de comunicación y población en general, quienes se sumaron a la causa para apoyar a la industria vitivinícola nacional: “Una vez más se ha demostrado el espíritu de solidaridad que distingue a los mexicanos. Agradezco a todos los involucrados que nos apoyaron en estos tiempos difíciles para sumar a los resultados de recaudación de fondos y apoyar a las comunidades afectadas”, expresó.

Por su parte Fernando Pérez Castro, Presidente de Comité Provino resaltó la importancia de  sumar esfuerzos para la causa: “el atender la situación delicada en la que se encontraba el Valle de Guadalupe y las condiciones precarias de la estación de Bomberos El Porvenir fueron motivo importante para reconocer que como sector podemos hacer muchas cosas para apoyar a la comunidad”.

El corazón de la región vitivinícola más importante del país, el Valle de Guadalupe, se vio fuertemente amenazado pues las llamas acabaron con grandes zonas de conservación aledañas a los cultivos de la vid. De acuerdo a información de CONAFOR, los incendios de octubre afectaron una superficie de alrededor de 14,270 hectárea que incluyen pérdidas habitacionales, animales de granja y domésticos, así como pérdidas humanas, siendo 6,300 hectáreas en Ensenada y 1,250 hectáreas en Tecate.

 La respuesta inmediata de diversos sectores, cuerpos de rescate y gobierno, permitió combatir esta situación que lamentablemente cada temporada se repite por las condiciones climatológicas y la vegetación semiárida de la zona.

Estos esfuerzos recaudatorios harán posible reforzar a los Bomberos Voluntarios El Porvenir y a su vez, implementar acciones preventivas para poder dar afrenta a futuros siniestros.