Como parte de su responsabilidad social con la comunidad y el medio ambiente, la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO) participó en una jornada de limpieza en el fraccionamiento Palma Real, organizada por la asociación Hagamos Conciencia, en conjunto con autoridades municipales y estudiantes universitarios.

Salvador Díaz González, presidente de la AIMO, comentó que las empresas asociadas están comprometidas en la labor social que encabeza el organismo, por lo que este sábado 1 de junio se sumaron a la jornada de limpieza.

“Esto nace cuando la asociación Hagamos Conciencia nos ve trabajando en la zona de Playas de Tijuana, donde las empresas realizan tareas de limpieza, y se dan cuenta que trabajamos en el mismo sentido”, indicó.

Expuso que la jornada de limpieza organizada por la asociación civil implicaba trasladar a 180 estudiantes de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), de manera que la AIMO contribuyó con transporte de personal, al tiempo que fungió como vínculo con las autoridades municipales para que sumaran a la actividad.

“Este es un esfuerzo de todos. El primer paso es la limpieza, lo siguiente es instalar 20 tambos de basura que aportará una empresa asociada, y al estar el ayuntamiento viendo que hacemos este esfuerzo, es por lógica que recolectarán la basura”, expresó el dirigente.

Recalcó, además, que estas acciones tienen el fin tanto de mejorar el medio ambiente como de apoyar a los trabajadores, no solamente en las zonas industriales, sino en los lugares donde viven.

Por su parte, Marisol Montaño, presidenta de la asociación Hagamos Conciencia, destacó que además de jornadas de limpieza, también llevan a cabo foros y proyectos con la comunidad, cuyo objetivo es sensibilizar y concientizar a la gente de mantener su entorno limpio.

Detalló que la comunidad de Palma Real se compone de 2,800 viviendas, en las cuales residen de una a dos familias, donde detectaron que el cúmulo de basura está provocando problemas de salud, sobre todo en menores y ancianos.

“Nos acercamos con los vecinos y así comenzamos con este programa denominado ‘Comunidad limpia, una tarea permanente’, donde el apoyo más grande es del sector industrial, con personal, equipo de limpieza, camiones”, dijo.

La activista señaló que aunado a las tareas de limpieza, la asociación emprenderá un proyecto de huerto en la escuela de nueva creación del fraccionamiento, donde sembrarán árboles frutales y enseñarán a la comunidad a sembrar hortalizas.

“Necesitamos apoyar el tema ambiental, es nuestro único planeta y lugar para vivir, de ahí que invitamos a la comunidad a sumarse a esta labor”, concluyó.