La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Tijuana llevó a cabo la presentación de su Centro de Negocios y Modelo de Incubadoras, el cual tiene el objetivo de incrementar la participación de empresas locales en la cadena de proveeduría industrial.

Francisco Rubio Rangel, presidente de la Canacintra Tijuana, explicó que este centro de incubadoras se ubica en el parque industrial Valle Sur 2 Xicoténcatl Leyva Mortera, donde se ubica un espacio de 87 metros cuadrados para atender a los futuros emprendedores.

Se trata de un proyecto diseñado para dar seguimiento a lo que se fundó hace unos años por la cámara y que ahora se retoman dichas instalaciones para albergar a futuras empresas proveedoras.

“Se decidió retomar el proyecto porque traemos un gran aliado que son las grandes maquialdoras, un modelo que ha funcionado bien por mucho tiempo y lo que queremos es redirigir a los nuevos emprendedores a un mercado cautivo que está ahí”, apuntó.

El presidente de la Canacintra Tijuana señaló que tras varios estudios realizado por la cámara, se obtuvo que las maquiladoras importan el 98% de sus insumos, por lo que apenas un 2% de la proveeduría es local.

En el Centro de Negocios y Modelo de Incubadoras, dijo, se brindará orientación a los emprendedores desde cómo darse de alta en la Secretaría de Hacienda, lineamientos de propiedad intelectual, en qué consiste el programa IMMEX de maquiladoras, cuestiones fiscales, así como cursos para certificaciones que exigen las grandes maquiladoras.

Asimismo, la Canacintra les apoyará a gestionar fondos municipales, estatales y federales, además de generar reuniones con agremiados para la gestión de negocios, entre otros servicios.

“Y en lo que llegan a ese mercado, estas incubadoras pueden empezar a vender a otros mercados menos exigentes, por lo que el centro está abierto a cualquiera interesado en ser proveedor, porque sabemos cuáles son las necesidades de la industria y queremos empezar a crear una cultura de la proveeduría a la gran maquiladora”, destacó.

Hace dos años se publicó una Ley de Proveeduría en Baja California, añadió, en la que se ofrecen incentivos a la maquiladora por comprar a proveedores locales, y ahora la Canacintra gestionará la creación de un reglamento para aterrizar esos beneficios.

El proyecto iniciará con la industria aeroespacial y dispositivos médicos, contratando a expertos como los consejeros de cámara para impartir sus conocimientos, al tiempo que habrá una persona encargada de dar seguimiento al proceso de incubación.

En el centro de incubación habrá dos esquemas: el que inicia de cero y el que ya está operando, pero le hace falta acompañamiento, sobre todo con el apoyo de una cámara que cuenta con 973 afiliados con quienes se puede entablar contacto.

“Estamos afinando últimos detalles, no necesariamente debe ser afiliado aunque estar afiliado representa tener otros beneficios, pero el objetivo es mejorar las condiciones para las empresas locales y que se genere una derrama económica que beneficie a los tijuanenses”, finalizó Rubio Rangel.