La Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP) está preocupada porque hay zonas en el país donde escasea la energía eléctrica para el funcionamiento de plantas, aseguró Sergio Argüelles, presidente del organismo.

“Tenemos la preocupación de la Reforma Energética, ya hay zonas en donde ahorita está escaseando la disponibilidad de energía eléctrica, hay proyectos que ya no se pueden atender”, expuso el empresario en entrevista con El Heraldo de México.

Planteó que hay zonas donde han tenido problemas de suministro, como en Monterrey, Ciudad Juárez, Tijuana y el Bajío.

Cuestionado sobre si han tenido apagones o el tipo de afectación, el empresario expuso: “Solamente no hay luz para prender una planta”.

El presidente de la AMPIP expuso que en los siguiente dos años ellos deben estar consumiendo 2.5 gigas de energía eléctrica que no se tienen proyectados generar.

Argüelles dijo que la AMPIP realiza un mapeo exacto de los lugares donde van a tener esas necesidades para analizar ese abastecimiento de energía eléctrica.

“Es parte de las preocupaciones que tenemos, el suministro de energía eléctrica y que, de alguna forma, hay el entendimiento de que si no se empieza a atender la demanda, no se van a poder atender a los clientes. Los inversionistas, si no tienen la infraestructura, simplemente se van a otro lado”, dijo.

Ramsés Pech, especialista del sector energético de Caraiva, expresó que para inversionistas hay una alta incertidumbre en la interconexión.

“Quiero poner una planta para un parque industrial, pero resulta que donde estoy, tiene una capacidad de transmisión de 10 megawatts, pero yo voy a subir unos 20 más. Entonces, aunque veas el cable, no puede aguantar más de 10, con lo cual tienes que invertir en reforzarlo o hacer una línea nueva tuya que cuesta entre tres y cinco millones de pesos”, dijo.

Susana Cazorla Espinosa, socia fundadora de Sicenrgy, manifestó que hay muchos años de la falta de infraestructura en redes de transmisión y existe un problema de congestión de redes.

“Hoy en día en México no hay un problema de capacidad de generación, tampoco lo hay de generación perse, hay suficiente para satisfacer la demanda, lo que tenemos es un problema de congestión de redes”, expresó.