“El Cuervo”, un vehículo eléctrico-solar impulsado a través de baterías y que a la vez genera energía mediante paneles solares, fabricado por alumnos de la Universidad Tecnológica de Tijuana, es una de las unidades que participarán en el Reto Solar Chihuahua.

El nombre de la unidad se debe a que este animal es la mascota oficial de dicho plantel, entonces para los estudiantes era algo muy representativo llamarlo así.

Les tomo un año y cuatro meses fabricarlo, periodo en el cual se le han varias modificaciones. Tan solo la etapa eléctrica les llevo un año completo y después, le montaron los paneles solares y corrigiendo detalles para que pudiera funcionar adecuadamente.

Cesar Ochoa Michelle, de 21 años, confesó que lo más complicado no fue precisamente algo del vehículo, sino conseguir patrocinadores, pues no cualquier empresa acceder a aportar parte de su capital o donaciones en especie para proyectos de esta
naturaleza.

“Lo más difícil es que alguien voltee a verte. Lo que nos pasó a nosotros fue que ya cuando se acercaban las fechas del concurso, empezaron a llegar los apoyos, pero eso retrasa el trabajo porque todo es un proceso” relató el joven.

Dijo además que considera que el potencial del vehículo está en el motor, pues tiene mucha fuerza, lo que ayudara mucho en pendientes pronunciadas; entonces, consideran que en eso llevan ventaja a la hora de la carrera en la que concursaran este domingo.

Para fabricarlo, primero hubo que surgir la idea inicial del prototipo; luego, vino la implementación de piezas y armado de la estructura; la tercera etapa es la realización de pruebas y la última se basa en mejoras.

Cabe señalar que en la construcción de El Cuervo participaron 27 alumnos de la carrera de ingeniería en mecatrónica de la citada universidad, quienes están muy emocionados por mostrar de lo que es capaz su creación.