Nipton, una localidad de California que cayó arrastrado por la desaparición de la “fiebre del oro” es el entorno escogido para convertirse en el primer “complejo turístico” basado en el atractivo que ofrecen los usos medicinales y recreativos de la marihuana. Esa es la idea de la empresa American Green Inc., que ha pagado 5 millones de euros para poner en práctica un proyecto que contará con el encanto de viejo oeste del pueblo.

Los ciudadanos que habitaron originariamente Nipton se dedicaron a la ganadería y a extraer el oro de los múltiples yacimientos que poblaban la zona, pero hace muchotiempo que esa etapa de esplendor quedó atrás. Así, la compañía de Arizona ha decidido empezar con su obra particular que tratará de revitalizar y transformar el abandono que aflige a la localidad.

American Green Inc. se dedica al proceso de productos medicinales a base de marihuana e invertirá 2,5 millones de dólares en los próximos 18 meses para establecer en el terreno instalaciones que conlleven la exlotación del uso recreativo de la marihuana, amén de emprender la construcción de plantas procesadoras de la hierba.

“El concepto ya está aquí, el concepto de serenidad, de campo, de recreación, tranquilidad, todo está aquí, y (American Green) trae algo nuevo que va a florecer en un lugar como este, abierto”, ha expuesto el gerente del hotel Nipton, Leonardo Hernández, de 67 años, que también ejerce como alguacil honorario del pueblo. A pesar de ser de Tijuana, Hernández se mostró entusiasmado por el impacto que la localidad situada cerca de la Reserva Nacional de Mojave va a disfrutar por el proyecto.

Los ingresos se van a ir al cielo“, proclamó después de asegurar que muchos de los vecinos están “felices” por la propuesta. Y en opinión de Jim Eslinger, alcalde y guía turístico de la población, además de vendedor de la tienda Nipton Trading Post, argumentó que la idea es que el pueblo se vuelva “como un complejo turístico para la gente que quiere salir a experimentar el desierto y sólo relajarse y disfrutar”. “La marihuana es sólo una hierba que usamos todos los días“, sentenció.

La compañía ya ha anunciado que el primer producto que procesarán será agua embotellada, extraída del acuífero subterráneo del oasis de Nipton, con extracto de Cannabidiol (CBD), el cual no produce efectos narcóticos. “La revolución del cannabis, en Estados Unidos, tiene el poder de revitalizar las comunidades de la misma manera que lo hizo el oro durante el siglo XIX”, ha anunciado David Gwyther, presidente de American Green.

El caso es que la marihuana medicinal es legal en 8 estados del país y en California fue permitido su uso con estos fines en 1996, y a partir del 1 de enero de 2018 será legal en este estado su consumo con fines recreativos para mayores de 21 años, tras ser legalizado por medio del voto popular en las pasadas elecciones de noviembre. Es por ello que cuenta con el apoyo, también, de Rigoberto Valdez, vicepresidente de la filial 770 del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Alimentos y el Comercio.

“Lo que ha hecho el municipio de Nipton es crear trabajos para su comunidad y yo creo que regularizar esta industria que ha sido clandestina por tanto tiempo va ayudar a mejorar el producto, va ayudar a mejorar el uso del consumidor y va ayudar a la economía de California”, zanjó al tiempo que el alcalde Eslinger compartió su deseo de imaginar “ver a pacientes médicos que quieren alejarse de todo, disfrutar de los bellos atardeceres y observar las estrellas aquí, que es uno de los mejores lugares en todo Estados Unidos”.