Luego de no conseguir calificar a liguilla, esperando problemas de descenso para la próxima temporada y por si fuera poco, no ganar un solo juego en casa, el técnico de Xolos de Tijuana califica como fracaso la participación de su plantel en el Torneo Clausura 2016.

“Yo creo que es un balance negativo y negativo porque no conseguimos nuestro principal objetivo; en las primeras metas que te forjas está calificar y al no conseguirlo es un balance negativo, lo poco que puede sumarse a eso es que dejan una base de jóvenes bien establecida”, aseguró el “Piojo” en entrevista con Claro Sports.

Parece que el técnico se quedó ‘corto’ en sus apreciaciones de lo que fue la campaña en general, ya que fue verdaderamente desastrosa.

Dentro de lo malo que tuvo el equipo de Herrera, hay algo que el técnico rescata: el crecimiento de los juveniles.

Por otra parte, adelantó que a excepción de la portería, se buscarán refuerzos en todas las posiciones, “estamos en pláticas con Jorge [Hank Inzunza] de lo que hemos pensado que tenemos que fortalecer; exceptuando la portería, todas las áreas se tienen que fortalecer, estamos analizando todo lo que se pueda, esperando las listas de transferencias”, comentó el técnico.

El ‘morirse con la suya’ es muy común en los directores técnicos de México, tal parece que Miguel Herrera así lo hace ver en quedarse con Federico Vilar para la próxima temporada, algo que podría resultar contraproducente en su conexión con la afición, algo que esa misma no le podría perdonar.

Es notable que Xolos también sufre en la portería, si bien Vilar no fue el máximo responsable en la cantidad de goles recibidos y brindó en algunos juegos buenas actuaciones, no está en su mejor nivel desde hace tiempo como para ser un arquero ‘inamovible’ del cuadro titular.

Lajud todavía no se consolida en el futbol mexicano, lo que quiere decir que el equipo de Tijuana estaría necesitando de un refuerzo que de mayor seguridad en el arco.