Ante la noticia de la “enfermedad” del Sr. presidente han surgido múltiples interpretaciones alimentadas por la falta de credibilidad en un país, y un sexenio, donde la verdad ha sido tergiversada al derecho y al revés hasta perder toda realidad.  En el país de ”Yo tengo otros datos”, es lógico que cualquier anuncio de AMLO y su gobierno generen escepticismo y teorías conspiratorias, así que, sin más vueltas vamos a ver las 3 hipótesis principales para que usted – y el tiempo- nos digan cual es la verdadera.

  1. Lo contagio el gobernador de Baja California “Jaime Bonilla”,
  2. Mintió el Gobernador de Pue3bla: Me cuida la “honestidad”,
  3. Se lo llevo la “trumpada”,
  4. Si está enfermo -por no cuidarse nunca-
  5. Se va a morir…

La primera hipótesis se basa en el antecedente de que cuando Trump tuvo problemas serios, al igual que Jaime Bonilla en Baja California, ambos fingieron tener COVID, ambos se fueron al hospital, los equipos de ambos y su gente cercana resultaron curiosamente inmunes porque nadie más que ellos se enfermaron y ambos se curaron milagrosamente en tres días.  Si esta hipótesis es la correcta, AMLO desaparece cuando surgen preguntas sobre el costo, origen, no pago, no existencia de las famosas vacunas, que ni llegan, ni se han comprado pero en las que se van a gastar no sé cuántos cientos (¿120?) millones de pesos en vacunas chinas y rusas (si usted ha comprado productos de estos países imagínese como estarán de malas estas vacunas) que además serán producidas ni más ni menos, que en Argentina, otra nación gobernada por populistas donde es obvio que nadie es famoso no por sus investigaciones científicas ni por sus grandes descubrimientos o avances farmacéuticos pero de ahí va a venir la vacuna -inventada en China, producida en Argentina, pagada en México con fondos depositados en Panamá¿¿??)

Esta segunda versión, gana adeptos cuando usted escucha a los locutores mexicanos –(sobre todo los que valorar más su sueldo que su integridad, su integridad física mas que su moral, su moche más que su profesión y su sobrevivencia -a cualquier costo- antes que el decir la verdad) cuando hablan de que hay que desearle una pronta recuperación al Sr. presidente (¿!?) al desastre que sería México sin el (Creímos que no podía ser peor que con Peña y vea como nos equivocamos ¡!)  ah sí claro, y sobre todo el argumento de que si esta enfermo es por su insistencias es “ser como los demás” y no saltarse la fila para ser vacunado antes (¡!) cuando en realidad, si deveras se contagio fue por no usar máscara, por decir que la honestidad protege contra la enfermedad y que esta le da solo a los ricos, lo cual claro nos lleva a la segunda hipótesis.

Dijo el Sr. gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, que COVID solo les da a los fifís, a los corruptos y a los ladrones.

Si el tiene razón, queda claro quien es AMLO y quienes somos los que no nos hemos contagiado.  Si él no tiene razón, debería presentar su renuncia por calificar a tan honesto ciudadano -que nunca ha tenido un trabajo como es el caso de AMLO- no solo de corrupto y ladrón sino lo que es peor que peor de FIFÍ porque si algo mataría a AMLO no será ni el COVID ni la corrupción, sino el que sea finalmente demostrado que es un fifí disfrazado de chairo.  Claro que esta segunda hipótesis, esta solo basada en los datos “científicos” pregonados no solo por Barbosa y López Gatel sino por el propio AMLO que mostró, ceremoniosamente, sus estampitas y su limpio corazón como la coraza que lo defendería de esta enfermedad. Pero igual la conclusión es la misma, sus estampitas no lo salvaron, pero su puro corazón le ayudo a sobrevivir y salir adelante para suerte de todos los mexicanos que olvidadizos, ya no recordarán que ni se compraron vacunas de verdad, que las pocas que dicen haber adquirido,  aunque no aparece ni el cheque ni la factura, no servirían para nada y que si realmente llegaran las porquerías de Rusia y China llegarán para ser usadas en los mexicanos -sobre todo los que ya reciben sus ¡mil pesotes al mes!- como conejillos de indias que al fin y al cabo, de ahí venimos y ahí regresamos gracias a la ¡Cuarta Transformación!

¡Se lo llevó la Trumpada!

Esta tercera hipótesis parte del supuesto de que AMLO solo ha repetido las palabras, las acciones y las mentiras de Trump y que al salir este de escena, tan estrepitosamente como parece haber salido, AMLO se quedó como perro sin dueño sin manual ni instrucciones de que hacer ahora y teniendo que enfrentarse contra Biden quien apenas entró a la Presidencia y ya canceló varias desórdenes de Trump, re-reconoció a los palestinos (lo que le ha generado un infarto a Netanyahu, está por provocar una confrontación con Brasil por razones ecológicas y seguramente estará muerto de risa de saber que el “proyecto de desarrollo de México (o más bien de la zona de palenque y los terrenos de AMLO) se basa en destruir la naturaleza, construir una refinería (¡!) desacreditar las fuentes de energía ecológicas y otras perlas anticientíficas como estas y, que ante la perspectiva de tener que lidear con Biden y con una constantemente menor popularidad y mayor mortalidad por COVID en México, retirarse por motivos de salud podría ser lo más saludable para el Sr. presidente.

Claro que queda una cuarta hipótesis que seria la que afirma que está enfermo y que esto sea real, y no es un montaje tipo Trump, ni una salida tipo Puebla, ni una farsa montada para atraer simpatía sino verdaderamente un contagio producido por la absoluta falta de precauciones para evitarlo (aunque queda la duda de porque su esposa, gabinete, chofer, etc. siguen tan sanotes como siempre) hipótesis esta que son una camarita o un teléfono digital podría documentarse mostrándolo, sin ediciones, postrado en la cama, con su oxímetro al lado y López Gatell con su sonrisa sardónica cuidándolo y recordándole que si se hubiera ido a la playa con él no estaría enfermo!¡

Y por último la peor de las hipótesis.  AMLO esta contagiado, esta grave, va a morir lo va a reemplazar Olga Sánchez Cordero (el ejército no va a hacer nada porque está celebrando la liberación de Cienfuegos y porque quizás a los gringos no les gustaría un régimen militarista al sur de su frontera (a Trump le hubiera fascinado pero creo que con Biden nuestros generales se quedarán sin dinero, sin armas y sin honor así que mejor al cuartel a comer y dormir y pasarla bien mientras los demás arreglan sus problemas).

Poner a la Sánchez Cordero permitiría a AMLO presumir que mientras Estados Unidos presume de tener la primera vicepresidenta mujer, México ya tiene la primera presidenta una que además, fue también la primera notaria, pero más importante, es  una, super fifí del Colegio Francés del Pedregal (más fifí imposible) que vive en una casa donde los muebles, los pisos y los muros fueron elaborados a mano por multitud de artesanos indígenas cuyas manos dieron realidad a la belleza del entorno de la Sánchez Cordero que vive en una “rustica” cabaña en el pedregal de San Ángel (Luis Echeverria tuvo que ser presidente para robarse terrenos y construirse una casa en San Jerónimo porque no le alcanzó para el Pedregal!) y que en 2015 dijo: “»Cuando me retiré (en 2015) planeo dedicarme a cuidar nietos, disfrutar mi familia, descansar, leer muchísimo y escribir»-. Afortunadamente AMLO la “rescató” del retiro inminente y nos brindó la oportunidad de tenerla como la primera, la más bonita, la mejor vestida, la mejor cocinera, la más abuelita, la más escribiente, la más gris de todos los Secretarios de Gobernación que México ha tenido el displacer de tener y, que de quedar deshabilitado el Sr. presidente podrá ocupar su puesto y continuar, como dijo (casualmente ¿? hace unas semanas cuando declaró “ya tenemos quien continúe nuestra labor…” podría, decíamos, continuar la labor humanitaria del Sr. presidente como títere sin culpa para evitar a vergüenza de las próximas elecciones, la confrontación con Biden, la culpa de las miles de muertes (150,000 según el gobierno pero, como en un ataque de honestidad dijo López Gatel “multiplíquenle por 8 (o sea 1,200,000 mexicanos sacrificados por falta de liderazgo, por no protegerse, por no tener un sistema medico social eficiente, por falta de medicinas, de vacunas, de seriedad) todo lo cual se evitaría AMLO si se va a La Chingada (su rancho) se espera a que le inauguren la estación del tren maya que “casualmente” pasará a cinco minutos de ahí y disfruta, en paz, el florecimiento de sus tierras.

Cinco hipótesis. Pero falta la sexta: Será como pasó en Washington o Baja California donde el Sr. presidente/gobernador se recompuso en 72 horas, salió como nuevo y aquí no ha pasado nada.  ¿Será?

En resumen, sea lo que sea, yo creo y deseo que AMLO se ‘recupere’ plenamente, termine su mandato, se retire como hombre digno y no a lo Trump y México volverá a ser gobernado por otro, que quien quita y de verdad logramos tener un líder honesto, preocupado por todo México y capaz de llevar al país al siguiente nivel de desarrollo, hacia adelante.