Muchos clientes, amigos, familiares y lectores del Prietito me han preguntado: ¿Cómo ves el gobierno de López? ¿Debo seguir invirtiendo aquí?¿Vamos a ser Venezuela? ¿Es momento de pensar en irse? Si no, ¿cuándo lo sería?

Mis respuestas han sido: Lo veo mal, ¿qué no me lees? No vamos a ser Venezuela, pero vamos por el camino de Argentina. Yo mantendría la mayor liquidez posible. No es momento de alarmarse ni de irse si no tienes un plan de salida. Yo te aviso.

Okey. Éste es el aviso. Es momento de pensar en irse.

Uno puede vivir en un país en el que la educación se entrega a un monstruo como la CNTE, al fin y al cabo, tiene recursos para que sus hijos vayan a una escuela en la que si aprendan a sumar, restar, leer y escribir y, si mucho me apuras, a los hijos les conviene que los otros niños con los que van a competir por puestos de trabajo tengan una educación marca 4T.

Uno puede vivir en un país que se da el lujo de pagar por un aeropuerto que no va a construir y a pagar por otro que no va servir.

Uno puede vivir en un país que no invierte en ciencia y cultura. Al fin y al cabo, vivimos en una aldea global y los adelantos de la ciencia de otros países y la cultura de otros genios, también nos alcanza.

Uno puede vivir en un país en el que el presidente no viaja en avión presidencial pues lo prefiere tener estacionado y pagando por qué se convierta en chatarra.

Uno puede vivir en un país en el que

  1. Todos los días se atenta contra la libertad de expresión y prensa.
  2. Se hacen presupuestos de economía ficción.
  3. Se califica como delito grave sin derecho a fianza y con extinción de dominio el que aparezca una factura falsa en tus deducciones, pero cuando se descubre que la presidenta de Morena tiene condonaciones fiscales millonarias, todo es culpa del contador. Ah, qué pendejo contador.
  4. Se obliga a renunciar a un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación amenazando con cárcel para su familia y congelando sus cuentas.
  5. Se usa la cárcel para perseguir a los adversarios del presidente, y para sus revanchas, como lo hizo con Rosario Robles y trató de hacerlo con Carlos ahumada..
  6. Se ridiculiza al Instituto Nacional Electoral.
  7. Se hacen consultas patito para cancelar proyectos de infraestructura, echar a andar caprichos presidenciales y hasta para ampliar el mandato de un gobernador.
  8. Se limitan los derechos sexuales, reproductivos y de género.
  9. Se persiguen líderes sindicales que no forman parte del proyecto del presidente, como Romero Deschamps, y se cobijan otros líderes sindicales siniestros como Elba Esther o Napoleón Gómez Urrutia. 
  10. . Se persigue a las organizaciones de la sociedad civil y se les sataniza como enemigos del pueblo bueno por atreverse a cuestionar el capricho del presidente y a hacer valer sus derechos vía el amparo.
  11. . Se amenaza un día sí y el otro también con dar a conocer nombres de supuestos enemigos opositores del régimen (y, por supuesto del pueblo bueno) desde la mañanera presidencial, acusándolos con un dedo flamígero y, claro, sin ninguna prueba.
  12. . Se pide y se obtiene la cabeza de un periodista que se atrevió a exhibir los bienes y las empresas de un amigo del presidente. Lo mismo con una piloto por un comentario en Twitter.
  13. . Se echan a andar industrias que ya no tienen sentido en pleno siglo XXI como las plantas de energía de carbón o las refinerías y se abandonan las energías sustentables, sólo por que el jefe no las entiende.
  14. . Se inician litigios que no se pueden ganar en contra de empresas internacionales por gasoductos que se tienen terminados, sólo para acabar dando las nalgas y pagando más de lo que tenía que pagarse, además del costo en la confianza de los inversionistas.
  15. . Se está en la rayita del límite en el grado de inversión en las empresas paraestatales y en la deuda soberana nacional, poniendo en riesgo la estabilidad económica, el flujo de inversión y la fuga de capitales.
  16. . Se aprueba una ley que garantiza que solamente aquellos profesionistas mediocres y sin posibilidad alguna de hacerla en el sector privado decidan dedicarse al sector público, al impedir que los funcionarios puedan trabajar en el mismo ramo durante 10 años después de su encargo.
  17.  Se cancelan las estancias infantiles y los refugios para mujeres en situaciones de violencia.
  18. . La cagan en la compra de medicinas para darle el contrato al compadre del presidente, provocando el desabasto generalizado, mintiendo sobre ello, dejando morir a una niña de cáncer, y luego echándole la culpa a los doctores y las enfermeras, doctores y enfermeras a los que, por cierto, no se les paga.
  19. . Se despide sin liquidación al personal capacitado del servicio de administración tributaria.
  20. . Se da becas a niños que ni estudian ni trabajan, para que sirvan de clientela la política.
  21. . Se va a construir una refinería en un lugar que se inunda.
  22. . Se va a cometer un ecocidio para hacer un tren que nadie va a usar.
  23. Se ignoran las recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos 
  24. . Se invierten miles de millones de pesos en un deporte (el béisbol) que le gusta al presidente, pero no hay dinero para pagar sueldos de doctores o policías.
  25. . Se usa la agencia de noticias del gobierno como un organismo de propaganda al servicio del presidente y su partido. Lo mismo con el canal cultural (es un decir).
  26. . Se dan facilidades a una iglesia para que tenga su canal de televisión y hasta se le presta el palacio de Bellas Artes para que hagan un homenaje a su líder que después resulta ser un pederasta.
  27. . Se desmantelan todos los organismos autónomos y se concentra todo el poder en una sola persona, la persona del presidente.
  28. . Se cobija al corrupto de Bartlett. BARTLETT, por Dios.

Uno puede vivir en un país así (Gracias a Alejandro Pissanty por buena parte de la lista).

Uno puede vivir en una dictadura disfrazada de democracia.

En donde uno no puede vivir es en un país donde el que gobierne sea el crimen organizado. Ahí si no se puede.

El otro día un gran amigo me decía, palabras más, palabras menos, que mientras él pudiera vivir en México con los lujos a los que está acostumbrado y el gobierno no atente directamente en contra suya o no se pronuncie en contra del grupo muy particular del que él forma parte, él no tiene un pedo con la Cuarta Transformación.

Otros me han dicho que en México está su familia, sus amigos, sus negocios, todo el entorno en el que han vivido siempre y que no quieren vivir la vida del inmigrante.

Lo que pasó en Culiacán, el dejar ir al hijo del Chapo Guzmán para que sus esbirros dejen de tirarle bala al ejército y a la población, rebasa todas estas consideraciones.

En esta semana, en Michoacán, en Guerrero y ahora en Sinaloa, el gobierno de López ha renunciado a la única razón de ser de cualquier gobierno: la seguridad.

Se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo porque no se trata de masacres, eso ya se terminó, no puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas.

—AMLO 18-X-19; sobre soltar al Chapito y rendir la plaza en Culiacán

Es un cobarde

Se fue a la mierda la honestidad valiente. Este gobierno no es un honesto ni mucho menos es valiente. López y su gobierno son cobardes.

Esta era una batalla que el gobierno tenía que ganar, costará la sangre que costara.

El haberla perdido, no sólo representa la pérdida de la batalla misma en las calles, sino que también manda un poderoso mensaje a todos los actores relevantes.

A los policías y militares les dice: no salgas a pelear ni a exponerte, porque vamos a abandonarte.

A los narcotraficantes les dice que la plaza está rendida, que se sirvan con la cuchara grande, que ellos son los que mandan.

A ti y a mí nos dice algo muy sencillo: no pueden protegernos. No pueden cuidarnos. No sirven ni para eso. A ti y a mí nos dicen jódanse.

Esta es la señal de alerta. México es ya un estado fallido y hay que pensar en otras opciones.