Directivos del Grupo Homogéneo de Educación Nacional (GHEN), se reunieron con diputados federales panistas integrantes de la Comisión de Educación para insistir en reorientar el presupuesto en la materia que se canalice al nivel bachillerato y al programa de regreso a clases seguro.

José Luis Kato Lizardi, coordinador del GHEN, informó que viajaron a la capital el país para sensibilizar a los legisladores de la necesidad impulsar un acuerdo para reorientar el presupuesto 2022 para dotar de mayores recursos al nivel bachillerato

Explicó que la partida dedicada al bachillerato no se ha incrementado desde el 2015, es decir, no se han edificado nuevas aulas, planteles ni aprobado plazas para más docentes, cuando es el nivel donde se identifica la mayor demanda de espacios por parte de los estudiantes.

A la reunión asistieron las diputadas María de los Ángeles Gutiérrez y Lizbeth Mata, además del coordinador de Aarón Gurrola Hernández, coordinador del Grupo Homogéneo de la Educación en Durango.

Otro de los temas tratados fue el que la Secretaría de Educación Pública (SEP) baje los recursos suficientes para un retorno seguro a clases además de trabajar una agenda en común en temas de educación.

“Es importante que la SEP no deje los protocolos en papel, aun con la pandemia en marcha pedimos den a los centros escolares los elementos requeridos para regresar con seguridad para alumnos, docentes y administrativos, además que es conocido de todos que buena parte de los planteles están vandalizados y así es difícil retornar las aulas o significa dejarles la carga a padres de familia y profesores”, destacó José Luis Kato.

Recordó que, de acuerdo con los datos abiertos del presupuesto al segundo trimestre de 2021, analizados por la asociación Mexicanos Contra la Corrupción, la SEP presentó un retraso en el gasto por 5,539 millones de pesos, lo que coloca al ramo de Educación Pública como la tercera dependencia con mayor subejercicio entre los ramos administrativos.

“Dicho en otras palabras, en ocasiones no es que no haya dinero, sino que este no se ejerce o no llega en el momento que se requiere”, concluyó Kato Lizardi.