Entrevista

Julián Betancourt es un joven de 18 años, contrabajista de la Sinfónica Juvenil de Tijuana, que recientemente presentó su primer concierto como solista para despedirse de la que fuera su casa de estudios durante cinco años, ya que es postulante a la Orquesta Sinfónica Carlos Chávez y este mes de junio presentará su audición para la licenciatura de Instrumentista.

¿Cómo iniciaste en la música?
Un vecino de mi abuelita la animó a que nos llevara, le decía que se sentía muy bonito cuando sus hijos se presentaban y los escuchaba tocar, mi hermana empezó primero, luego empecé a ir yo a los núcleos. Quería chello pero no había así que me ofrecieron violín y solo había uno de ¾ y mi físico siempre ha sido grande así que el instrumento me quedaba chico y me dijeron si no quería calarle con el contrabajo y pues yo por los amigos dije que sí y luego empecé a ver videos y ya me gustó.
Luego el maestro Pavel no sé qué me vio, talento o algo así y me invitó a participar en la preorquesta y en la orquesta de la Juvenil y luego los maestros me comenzaron a ver y a decir que podía ser bueno y me ofrecieron una beca y tomar clases con la maestra Olga.

¿En qué momento decidiste ser músico?
Supe que quería ser músico ahorita, no pues la verdad no tenía pensado que quería ser músico, la música se me facilita y es lo que más me gusta, se me hace algo absurdo que me fuera por otra carrera. La verdad es que se me hace raro que terminas una etapa en la que estás muy joven en la prepa y decidir así de la nada quiero ser algo que en realidad no conoces, hay quien dice voy a ser doctor y no sabe lo que significa y en la música te vas formando, sabes que tienes que hacer, como puedes vivir, como pueden ser tus ingresos y vas reconociendo que las personas aplauden tu trabajo y es algo muy bonito, en realidad con esto de internet te puedes dar a conocer en todo el mundo. Pero, si, si había pensado que podía ser músico desde principios de la prepa, cuando veía a mis compañeros que se iban a música y dije ¿por qué yo no? porque aquí en la juvenil no todos toman ese camino de la música; admiro a los que sí lo hacen porque es algo difícil, es algo que todas las personas dicen los músicos se mueren de hambre, pero está mal y ellos lo contradicen todo, y se oponen a muchos obstáculos como los mismos padres, el qué dirán, en realidad en toda la sociedad.

¿Qué dijeron en tu casa?
En mi casa pues soy el primer músico y fue algo difícil porque a veces te topas con muchas barreras. En mi caso mi familia no ha sido de las que te den la mayor aprobación, pero es el sueño de uno y pienso que hay que cumplir los sueños. Nuestra cultura, aquí en México se cree que la cultura no te da, y que un músico es un muerto de hambre que va a terminar tocando en la playa, lo puedes hacer, no es nada malo, por gusto. Ser músico es un oficio o una profesión en realidad ahorita un músico puede ganar lo mismo que un científico, todo depende de su desempeño en el campo laboral.

Si pudieras tener otra actividad ¿qué elegirías?
Pues entre el deporte que me gusta mucho y la música, elegiría la música porque es una actividad que no se compara con nada. Tuve oportunidad en el deporte y no me iba mal pero la música es diferente, la satisfacción de lograr algo más y que la misma gente te reconozca, yo veo como le hablan a mis maestros con mucho respeto y es algo que me motiva ser como ellos.

¿Qué es lo que más te ha gustado?
Los ensayos, son repetitivos pero agradables, lo que me encanta es estar ansioso en un concierto y decir pues aquí esta lo que tanto ensayamos, tanto sacrificio y recibir los aplausos del público es la mayor satisfacción.

¿Lo que menos te gustó?
No sé, yo creo que a veces en esta etapa de mi vida hay que sacrificar amistades, no es que los pierdas pero a veces salen ellos y tú no puedes, tienes ensayos, concierto o al siguiente día ensayo los sábados o un domingo o salir a otra ciudad, esta pesado.

¿Tus mejores recuerdos?
Son muchos, uno la convivencia y el ambiente con la orquesta, son como familia, la orquesta es tu familia. Otro sería tocar con grandes maestros y mi experiencia de tocar en Bellas Artes, con la OSIM, ya tengo palomita. Pero ahora la meta es tocar ahí como profesional, en la sala Neza y pertenecer a una orquesta como la Sinfónica Nacional.

¿Cómo fue el proceso de elección y preparación de tu concierto como solista?
Con el maestro Pavel pusimos varias obras en la mesa, vimos aspectos de la instrumentación y por eso era viable, por la orquesta que teníamos y los instrumentos con que contábamos.
Me gustó mucho porque es un concierto del periodo galante, cualquier contrabajista tiene que tocarlo, te lo piden como repertorio oficial para entrar a cualquier orquesta o cualquier universidad del mundo, representa parte del repertorio clásico para contrabajo, lleva el nombre del autor: Concierto para contrabajo de August Carl Ditters von Dittersdorf.

Al principio es frustrante que no te salen las cosas como quieres y es mejor tomarse un tiempo relajarse y pensarlo bien y luego regresar al instrumento es como tu pareja, si no están bien hay que dejarla un poquito, pensarlo bien y luego regresar y tratar de solucionar las cosas entre los dos. Le dedicas bastante tiempo, no podría decir cuánto, pero como unas tres horas al día solo el concierto, a parte la demás música. A veces por las actividades cotidianas no se puede tanto tiempo pero si hay que dedicarle mucho tiempo a aprenderlo, pues era un concierto que ya había repasado con la maestra Olga antes pero nunca algo tan oficial como ser solista con tu orquesta pero ya llevaba como un año preparándolo y en el Encuentro de Contrabajos, solamente el segundo movimiento lo vi con un maestro que era principal de la Sinfónica de Cincinnati, Barry Green creo que vive en los Ángeles
.Algo que ayuda es que por internet puedes ver diferentes estilos de interpretación pero y tienes que buscar en la música tu propio sentido, conociendo lo que el compositor en esa época estaba pasando o imaginar que sentía y darle tu a la música tu propia manera y llevarla a su propio destino. Hay que conocer una parte de la vida de autor porque es muy revelador, el concierto en si para el compositor fue una de sus más grandes obras por lo que ahorita perdura.

¿Cómo te sentiste al estar ya frente al público?
Al principio siempre nervioso, creo que el nervio nunca debe faltar, lo debemos de ver como algo bueno para no perder el interés, estás ansioso por subirte al escenario y esa energía, la debemos usar para algo positivo, dejarlo todo en el ring dirían-
El primer concierto fue en el CEART Tijuana y siempre te llevas algo de ¡ay faltó esto o faltó el otro! o sencillamente debemos aprender que los humanos no somos máquinas, somos imperfectos y que siempre tratamos de hacer un poquito mejor las cosas. Eso me pasó sentí como cada concierto me fue un poquito mejor; fueron siete conciertos, la verdad estuvo muy intensa la gira. Los últimos, en dos bibliotecas en Chula Vista Ca. y si uno era pesado pues dos en un día más.
Me sentí con una experiencia nueva porque la verdad es que doy gracias aquí al maestro Pavel, y a la Juvenil porque no en cualquier lado puedes ser solista, tienes que pasar muchos procesos y aquí pues te da una formación más de solista y crece tu formación musical es algo que vale mucho.

¿Cómo te sientes en esta nueva etapa?
Ansioso, siento que los nervios se vuelven más porque está en medio tu vida, tu carrera y no es cualquier cosa, así que tienes que prepararte lo más que se pueda, llegar ahí bien. Me voy al DF, sé que es un monstruo, que va a haber mucha competencia, pero pues quiero dejar algo bueno, que digan que Tijuana tiene de donde, tiene maestros, tiene alumnos y que haya más apoyos aquí. El 22 tengo audición en la Carlos Chávez y antes tengo examen en la UABC que es la segunda opción para prepararme y salir a otra parte, usarlo como un despegue para salir y conocer.

¿Qué más te ha dejado la Orquesta Sinfónica Juvenil de Tijuana?
Yo pienso que gracias a mi maestra y todos los maestros de aquí he tenido personas que te apoyan emocionalmente, también pasas por etapas como la adolescencia que es una etapa difícil, y los maestros están aquí siempre y son como mis segundos papás y pues a mí me pasó, había momentos que decía no puedo más, en mi casa tengo problemas y cosas así y están ellos aquí para apoyarte y siempre extenderte la mano en lo más que se pueda, cre que eso es de gran ayuda.
Los compañeros son una hermandad; con los padres de familia, me tocó que mi instrumento es bien grande y ahí están me pueden echar la mano y claro, están en su mejor disposición para ayudarte en todo.

¿Qué te gustaría que supiera la gente?
Me gustaría que la sociedad reconozca más la importancia de la cultura para que se abran más puertas. Que el gobierno reconozca a instituciones como la Sinfónica Juvenil de Tijuana, que apoya a la juventud a que no estén perdiendo el tiempo, como en mi caso te das cuenta como tus amistades andan acá como de fiesta en fiesta y yo estoy concentrado en mi formación y pues también me doy el tiempo de salir con mis amigos, no digo que no, pero de una forma más equilibrada y pienso que todos los jóvenes podríamos seguir ese camino y que mejor que con instituciones como la Juvenil que te da una formación, los maestros te ven como sus hijos porque no es nada más formar músicos sino que también forman buenas personas.
Pues si quieren estudiar música, esta es una bonita experiencia, tampoco los invito a que sean músicos pero los invito a que la conozcan y la aprecien porque la música es algo hermoso y los que tocamos tenemos un don regalado.